The Nizkor Project: Remembering the Holocaust (Shoah)

David Irving: Informe de 1992 del Tribunal Canadiense
de Adjudicación de Permisos de Inmigración


Si, como usted ha declarado, el viaje al estado de Washington tuvo lugar exactamente como usted describe en su detallada declaración, sería de esperar que al menos coincidieran en los aspectos más significativos e importantes su declaración y la del Sr. Fisher, el propietario y conductor del vehículo utilizado.

En tal caso las autoridades de Inmigración, que obviamente no pueden buscar un testigo que deje completamente claro que el hecho nunca ocurrió, se quedarían con una serie de pruebas secundarias que sugieren que de hecho usted permaneció en Canadá en el periodo de tiempo en cuestión.

En tal caso, la regla de la mejor prueba, según la cual los testigos presenciales declararon bajo juramento y fueron interrogados por funcionarios de Inmigración, habría casi prevalecido para concluir que el viaje tuvo lugar.

Sin embargo, revisando con atención las declaraciones, se ve que hay varias discrepancias e inconsistencias significativas con respecto a detalles importantes, y el impacto producido por esto, en mi opinión, destruye la fiabilidad de esta prueba y también su credibilidad y la del Sr. Fisher.

En mi opinión hay cuatro puntos en los que aparecen contradicciones significativas entre la declaración del Sr. Fisher y la suya. El Sr. Fisher declaró que usted entró en Estados Unidos en su vehículo por Blaine, Washington, a aproximadamente las 10:15 p.m., fue a su casa y volvió a entrar en Canadá por Douglas a las 11:30 p.m. Declaró que cuando se presentó ante él un funcionario de Aduanas de Canadá, no le mostró ni su pasaporte ni el de usted. Revisando su declaración se puede ver que en dos ocasiones usted afirmó rotundamente que el Sr. Fisher mostró ambos pasaportes al funcionario de Aduanas de la frontera canadiense.

En segundo lugar, el Sr. Fisher declaró que ustedes dos entraron en Canadá y se encontraron con un coche en la carretera, donde le dejó el Sr. Fisher para volver inmediatamente a Estados Unidos. Usted declaró que usted se encontró con Sandra Koppe como dice el Sr. Fisher y que el Sr. Fisher y usted la siguieron hasta la residencia de los Koppe un poco más lejos.

En tercer lugar, el Sr. Fisher declaró que volvió a Estados Unidos por el puesto fronterizo de Blaine aproximadamente en la medianoche del 30 al 31 de octubre de 1992. Declaró que fue con su coche directamente a su casa y ya no salió más. Dijo que nadie más usa su coche. El listado del Servicio de Inmigración de Estados Unidos TECS II (Prueba C-13)  tiene anotado que el coche del Sr. Fisher entró en Estados Unidos por Blaine a las 3:11 a.m. del 31 de octubre, unas tres horas más tarde de lo que declaró. Esto es significativo, porque estamos hablando no sólo de una negación de lo dicho, sino de un registro positivo de la entrada a una hora de la que no habló el Sr. Fisher.

La cuarta contradicción está en las declaraciones del Sr. Fisher. Dijo en la primera que le dejó en la carretera cerca de Vancouver y volvió a Estados Unidos alrededor de la medianoche. En su segunda declaración (P-7) juró que fue con el coche hasta la residencia de Heinz Koppe y se fue de allí a las 12:45 a.m.

Como puede ver, Sr. Irving, su testigo no sólo contradice la declaración que hizo usted, sino que también contradice su propia declaración del 5 de noviembre de 1992.

Además, la prueba P-9 demuestra que se hicieron cuatro llamadas de larga distancia desde el teléfono del Sr. Fisher el 30 de octubre de 1992. El Sr. Fisher declaró que la primera llamada, hecha a las 9:13, fue una llamada de Helga Ashton a su servicio de contestador de Vancouver. Dijo que no sabía quién hizo la segunda llamada. La tercera, de las 10:18 p.m., fue a la residencia del Sr. Paul Norris, en Toronto. La cuarta fue una llamada a la residencia de los Koppe en Newton, Columbia Británica. El Sr. Fisher declaró que usted hizo esas dos llamadas.

No entiendo cómo pudo usted llamar por teléfono al Sr. Norris a las 10:18 p.m. cuando usted declaró que no llegó a la residencia del Sr. Fisher hasta las 10:45 p.m. El Sr. Fisher también afirma en su declaración que usted llegó a su casa a esa hora. Ustedes dos han jurado que llegaron al puesto fronterizo de Blaine entre las
10:15 y las 10:30 p.m. del 30 de octubre de 1992. ¿Cómo pudo usted hacer esta llamada si usted declaró que estaba en otro sitio? El registro de llamadas telefónicas (P-9) también muestra que se hizo una llamada a la residencia de los Koppe a las 10:43 p.m. Esto contradice la parte de su declaración donde dice que no le contestaron en la residencia de los Koppe hasta las 11:15 p.m.


Versión original en texto normal de este archivo disponible por ftp.

[ Anterior | Índice | Siguiente[an error occurred while processing this directive]