[an error occurred while processing this directive]

Juicio a los Principales Criminales de Guerra Alemanes

En Nuremberg, Alemania
2 de febrero a 13 de febrero de 1946

Quincuagésimo Octavo Día: Miércoles, 13 de febrero de 1946
(12 de 19)


En nuestro documento presentado como prueba URSS 6(c) se citan actas del informe de los expertos en Medicina Legal así como las conclusiones del Comité de Expertos Médicos. Esto se encuentra en las páginas 9, 10, 11 y 12 del documento. Expondré brevemente el contenido de las actas y citaré unas pocas palabras de las conclusiones. Según las actas, los hitlerianos crearon un gran campo de prisioneros de guerra en la ciudad de Ravva-Russkaya, 52 kilómetros al noreste de la ciudad de Lvov. En este campo se internó a un gran número de prisioneros de guerra rusos y franceses que perecieron allí; los fusilaron, o murieron de enfermedades infecciosas o se murieron de hambre. La Comisión de Expertos en Medicina Legal abrió un gran número de tumbas. Algunas de estas tumbas se habían camuflado con arbustos y hierbas. Se exhumó un número considerable de cuerpos, vestidos con ropas militares o semi-militares. En algunos casos se descubrieron placas de identificación de soldados del Ejército Rojo entre la ropa. Las edades de los prisioneros cuyos cuerpos se recuperaron de las tumbas iban de los 20 a los 40 años.

Se dice en las conclusiones, el fragmento citado está en la página 70 del libro de documentos:

"Los datos de las autopsias realizadas a los cuerpos exhumados demuestan que los cuerpos de los prisioneros de guerra soviéticos fueron enterrados en las tumbas antes mencionadas. El entierro fue a escala masiva. Los cuerpos eran colocados en cada fosa en número de entre 350 y 400 cuerpos, midiendo la fosa 7 por 4 metros, en capas, una sobre la otra. Los cuerpos eran enterrados con la ropa que llevaban en el momento de la muerte. La ausencia de calzado en todos los cuerpos indica o bien que a los prisioneros soviéticos cuando estaban vivos se les mantenía descalzos, o que les quitaron el calzado tras su muerte. Los prisioneros estaban internados en condiciones

[Página 321]

increíblemente poco higiénicas, ya que toda la ropa encontrada estaba infestada de parásitos. Juzgando por la ropa, la muerte debió ocurrir en la mayoría de los casos en la época fría del año. Sin embargo, no se encontró casi ninguna ropa de abrigo en ninguno de los cuerpos. Para combatir el frío los prisioneros de guerra se habían vestido con dos o tres uniformes de verano, se habían envuelto en sacos, toallas, etc..."
Omito unas pocas frases de esta declaración, y quiero leer ante el Tribunal la parte que habla del total de cadáveres, en la página 70 de su libro de documentos:
"El número de fosas (36), sus dimensiones, y el número de cuerpos descubiertos nos llevan a creer que se enterraron entre 10.000 y 12.000 cuerpos de prisioneros de guerra soviéticos en esta área. El grado de descomposición indica que los cuerpos habían permanecido enterrados durante unos tres años, por lo que la fecha del enterramiento debe rondar finales de otoño o invierno de 1941-42".
Una sección especial del informe de la Comisión Estatal Extraordinaria para la Determinación e Investigación de Crímenes cometidos por los Invasores Fascistas Alemanes en la Ciudad y la Región de Orel, que presento al Tribunal como prueba URSS 46, registra el exterminio masivo de prisioneros de guerra llevado a cabo durante un largo periodo de tiempo.

El campo de prisioneros de guerra se estableció en la cárcel de la ciudad de Orel. Después de que los invasores hitlerianos fueran expulsados de Orel, la Comisión Extraordinaria pudo conseguir el testimonio de doctores que habían estado en este campo y que por suerte habían logrado sobrevivir. Se incluyen en este informe las observaciones personales de un miembro de la Comisión Estatal Extraordinaria, el Académico Burdenko, que examinó personalmente a personas liberadas del campo, las instalaciones del campo y el así llamado hospital del campo por el Ejército Rojo. La conclusión general es que en el campo de Orel y en otros los hitlerianos exterminaron físicamente al pueblo soviético con la característica meticulosidad alemana.

Los prisioneros recibían 200 gramos de pan y un litro de sopa hecha de soja podrida y harina mohosa. El pan se horneaba con una mezcla de serrín. La administración del campo, doctores incluidos, trataba a los prisioneros atrozmente.

Querría citar unos pocos fragmentos del informe de la Comisión y comenzaré por el párrafo 5 de la página 2 del documento, que encontrarán en la página 72 del libro de documentos:

"El Comandante del campo, el Mayor Hoffmann, azotaba a los prisioneros y obligaba a personas agotadas por el hambre a llevar a cabo trabajos pesados en las canteras locales y descargando munición.

Se quitaban las botas y los zapatos a los prisioneros y se reemplazaban con zuecos de madera.

En invierno estos zuecos se volvían resbaladizos y los prisioneros, cuando caminaban, especialmente cuando subían a los pisos segundo y tercero, se resbalaban en las escaleras y terminaban lisiados".

El Dr. H. I. Tsvetkov, un antiguo interno del campo de prisioneros de guerra declaró lo siguiente, cito, y encontrarán el fragmento citado en la página 72 y el principio de la página 73:
"Sólo puedo describir la actitud del Mando Alemán hacia los prisioneros de guerra durante mi permanencia en el campo de Orel como la de un exterminio deliberado de mano de obra en la persona de los prisioneros. La ración alimentaria, que en el mejor de los casos tenía sólo 700 calorías, cuando el trabajo era duro y superior a sus fuerzas, llevaba al completo agotamiento del organismo (cachexia) y a la muerte.

[Página 322]

A pesar de nuestras protestas categóricas y de nuestra lucha contra el asesinato masivo del pueblo soviético, los médicos alemanes del campo, Kuper y Beckel, sostenían que la dieta era perfectamente satisfactoria. Además, negaban que el edema que sufrían muchos prisioneros fuera debido al hambre y con total tranquilidad aducían que la causa eran problemas cardíacos o renales. La mera mención del término 'edema por hambre' estaba prohibida en el diagnóstico. La mortalidad en el campo alcanzó proporciones masivas. Del total de personas asesinadas, 3.000 murieron de hambre y complicaciones provocadas por la malnutrición.

Los prisioneros vivían en condiciones indescriptibles. El hacinamiento era increíble. Se carecía totalmente de combustible y agua. Todo estaba infestado de parásitos. Entre 50 y 80 personas eran amontonadas en un barracón de entre 15 y 20 metros cuadrados. Los prisioneros morían a una tasa de cinco o seis al día, y los vivos tenían que dormir con los muertos".

Se dice además que existía un régimen especialmente terrible para los incluidos en la categoría de "recalcitrantes". Se les trasladaba a un edificio especial, llamado "el bloque de la muerte". Los internos de este bloque eran fusilados según una planificación, llevándose a cinco o seis personas para su ejecución cada martes y cada viernes. El médico alemán Kuper era uno de los presentes en los fusilamientos.

El Académico Burdenko averiguó que en el llamado "hospital" se exterminaba a personas de la misma forma que en el resto del campo.

En el penúltimo párrafo de la página 3 leemos, los miembros del Tribunal encontrarán este fragmento en la página 73 del libro de documentos:

"Las escenas de las que fui testigo desafían a la imaginación. Mi alegría ante la visión de las personas liberadas se veía afectada por el hecho de que sus caras tenían una expresión de completo estupor. Esto me hizo pensar, '¿qué ocurre aquí?'. Evidentemente los sufrimientos por los que habían pasado borraron de sus mentes toda distinción entre la vida y la muerte.

Observé a estas personas durante tres días y vendé sus heridas mientras los sacaba del campo, pero el estupor mental continuó. Algo similar se podía ver en las caras de los doctores durante los primeros días.

La gente perecía en el campo por enfermedades, hambre y latigazos. En el llamado 'hospital' de la prisión morían de infecciones de heridas, sepsis, y hambre".

El 2 de mayo de 1945 se capturó en Berlín a un miembro de las SS, Paul Ludwig Gottlieb Waldmann. Hijo de un tendero, Ludwig Waldmann nació en Berlín el 17 de octubre de 1914. Según informaciones recibidas, su madre, hasta el momento de su captura vivió en la ciudad de Brunswick, Donnerburweg 60.

Testificó en persona sobre hechos que conocía relativos al exterminio masivo de prisioneros de guerra soviéticos. Fue testigo de exterminios cuando trabajó como conductor en diferentes campos, y él mismo tomó parte en los asesinatos en masa. Su testimonio está en la página 9 de la prueba URSS 52, titulado "Campo de Auschwitz". Da información más detallada sobre los asesinatos en el campo de Sachsenhausen.


[ Anterior | Índice | Siguiente ] [an error occurred while processing this directive]