[an error occurred while processing this directive]

Juicio a los Principales Criminales de Guerra Alemanes

En Nuremberg, Alemania
21 de enero a 1 de febrero de 1946

Cuadragésimo Octavo Día: Viernes, 1 de febrero de 1946
(6 de 8)


[Página 361]

No entraré en detalles sobre estos procedimientos alemanes de reclutamiento voluntario. Querría simplemente indicar como ejemplo el tema que trata la prueba RF 733. Es un llamamiento difundido en Alsacia el 15 de enero de 1942, y es uno de los apéndices del informe gubernamental que se presentó como documento UK 72. En este documento leeré sólo la primera frase del segundo párrafo:
"Alsacianos: desde el principio de la campaña en el Este, cientos de alsacianos han decidido libremente marchar como voluntarios hombro con hombro con los hombres del resto de regiones alemanas contra el enemigo de la civilización y la cultura europeas", etc.
Para todo el que conoce la propaganda alemana y sus técnicas de exageración, el término "cientos" usado en este documento traiciona de inmediato el fracaso de los reclutadores nazis. "Cientos" puede obviamente traducirse por "decenas", y se ha de admitir que esto era un muy pobre suministro de efectivos para la Wehrmacht.

Durante el periodo del que estoy hablando, los nazis practicaron una política de nacionalidad similar a su política de reclutamiento de fuerzas militares, es decir, una política de nacionalización voluntaria. Pidieron voluntarios que quisieran adoptar la nacionalidad alemana. Es interesante citar con respecto a esto una ordenanza del 20 de enero de 1942, una ordenanza general del Reich, no una especial para los territorios anexionados.

En su primer artículo esta ordenanza aumenta las posibilidades de nacionalización, que hasta entonces habían sido extremadamente limitadas, de acuerdo con el libro de estatutos del Reich. En el artículo 3 dice lo siguiente (esta ordenanza no se encuentra en el libro de documentos, ya que es una ordenanza del Reich Alemán, y por tanto, un documento público):

"El Ministro del Reich de Interior puede, por medio de una regulación general, conceder la nacionalidad alemana a ciertas categorías de extranjeros residentes en un territorio que ha quedado bajo el poder soberano de Alemania o que proceden de dicho territorio".
En relación a este periodo inicial es necesario insistir en que los nacidos en Alsacia y Lorena que no pasaron a ser ciudadanos alemanes no conservaron su nacionalidad francesa. Todos fueron considerados súbditos alemanes. En los documentos de la época se los denomina "miembros de la comunidad alemana (Volksdeutsch)" y eran por tanto susceptibles de ser utilizados en el servicio de trabajo alemán. Presento la prueba RF 734 en relación a esto: "Normativa del 27 de agosto de 1942 sobre el servicio militar obligatorio y el servicio de trabajo en Alsacia". Volveré a este documento en breve al hablar del servicio militar, pero querría citar ahora el párrafo que habla del servicio en las Juventudes Hitlerianas, que tiene una fecha anterior, la ordenanza del 2 de enero de 1942 para Alsacia, y la ordenanza del 4 de agosto de 1942 para Lorena.

La política alemana de nacionalidad y reclutamiento militar llega a su momento de cambio en el mes de agosto de 1942. En este momento, debido a las dificultades militares y la necesidad de un amplio reclutamiento, los alemanes instituyeron el servicio militar obligatorio en Lorena con una ordenanza del 19 de agosto de 1942, y el Alsacia con una ordenanza del 25 de agosto de 1942. Estas dos ordenanzas relativas a la introducción del servicio militar obligatorio son la prueba RF 375, ordenanza para Lorena, y prueba RF 376, ordenanza para Alsacia. Asimismo, los alemanes promulgaron una ordenanza el 23 de agosto

[Página 362]

de 1942 sobre la nacionalidad alemana en Alsacia, Lorena y Luxemburgo. Este texto es el tema que trata una circular enviada por el Ministro del Reich de Interior que será la prueba RF 737. Querría tan sólo resumir para el Tribunal lo dicho en estos diversos textos, ya que llevaría mucho tiempo leerlos. Estos textos dicen lo siguiente:

Los nacidos en Alsacia y Lorena y Luxemburgo adquieren pleno derecho a la nacionalidad en los siguientes casos:

En primer lugar, cuando les llamen o se les vaya a llamar para servir en las fuerzas armadas del Reich o en formaciones armadas de las SS; en segundo lugar, cuando se les reconozca haber actuado como buenos alemanes.

En cuanto a la expresión "de origen alemán" que se usa en estos textos, esto se refiere a los alsacianos y loreneses que pasaron a ser franceses por el Tratado de Versalles, o posteriormente a condición de que antes hubieran sido de nacionalidad alemana, o por haber trasladado su domicilio de Alsacia o Lorena al territorio del Reich después del 1 de septiembre de 1939; y finalmente, los hijos, nietos y esposas de las categorías anteriores de personas son consideradas igualmente de origen alemán.

Finalmente, se anunció que los alsacianos, loreneses y luxemburgueses que no obtuvieran la nacionalidad alemana de forma absoluta podrían obtenerla provisionalmente.

Para completar esta cuestión de la nacionalidad, querría mencionar que una ordenanza del 2 de febrero de 1943 dio detalles sobre las leyes de nacionalidad alemana aplicables en Alsacia, y que una ordenanza del 2 de noviembre de 1943 igualmente concedía la nacionalidad alemana a personas que habían estado en campos de concentración durante la guerra.

Los textos alemanes indican que, por un lado, la nacionalidad alemana fue impuesta a un gran número de personas; y que por otro lado, los alsacianos y loreneses que eran franceses se vieron obligados a cumplir las exorbitantes y verdaderamente criminales exigencias del servicio militar en el Ejército Alemán contra su propio país. Estas obligaciones militares fueron extendidas constantemente con el reclutamiento de sucesivas quintas, hasta llegar a la quinta de 1908.

Estas exigencias alemanas provocaron una protesta solemne por parte del Comité Nacional Francés, que representaba en Londres a la autoridad gubernamental de la Francia Libre. Querría leerle al Tribunal el texto de esta protesta, del 16 de septiembre de 1942, y que presento como prueba RF 739. Querría simplemente leer los tres párrafos de la protesta oficial, que es el principio de este documento de la Agencia de Información de Londres.

"Tras haber proclamado durante la guerra la anexión de Alsacia y Lorena, tras desterrar y robar a un gran número de los habitantes y tras aplicar medidas extremadamente rigurosas de germanización, el Reich obliga ahora a alsacianos y loreneses, declarados alemanes por el Reich, a servir en los Ejércitos Alemanes contra sus propios compatriotas y contra los aliados de Francia.

El Comité Nacional, defensor de la integridad y unidad de Francia, y depositario del principio de los derechos de los pueblos, protesta ante el mundo civilizado contra estos nuevos crímenes cometidos despreciando las convenciones internacionales y contra la voluntad de pueblos ardientemente vinculados a Francia. Proclama como inviolable el derecho de alsacianos y loreneses a seguir siendo miembros de la familia francesa".

Es imposible que los alemanes no se enteraran de esta protesta, ya que fue leída y comentada por la radio por el Comisionado Nacional Francés de Justicia, el Profesor Fene Cassin, en varias ocasiones.

En cuanto a esta protesta solemne por parte de Francia, me permitiré citar la "justificación", si se puede emplear ese término, dada en un discurso por el Gauleiter Wagner en Colmar el 20 de junio de 1943.

[Página 363]

Esta cita se ha tomado del Muehlhaeuser Tageblatt del 21 de junio de 1943. En vista de su importancia, no la trataré como una simple cita, sino que la entregaré como documento y la presentaré como prueba RF 740. Se ha dado este papel al secretario. Leo las "explicaciones" del Gauleiter Wagner según se reprodujeron en este periódico con el título "Alsacia no se Quedará Atrás":
"El hecho decisivo para Alsacia en 1942 fue por tanto la introducción del servicio militar obligatorio. No es mi intención justificar desde el punto de vista jurídico una medida que afecta tan profundamente a la vida de Alsacia. No hay necesidad de tal justificación. Toda justificación que afecte aquí al Gran Reich Alemán tiene un motivo y no puede ser atacada en su forma jurídica y defacto".
Naturalmente, los alsacianos y loreneses se negaron a aceptar las órdenes criminales de las autoridades alemanas y trataron de evitarlas por todos los medios. Los nazis decidieron entonces obligarles a ello con medidas sin piedad. Las fronteras eran vigiladas estrictamente y los guardias tenían orden de disparar a los numerosos recalcitrantes que trataban de escapar cruzando la frontera. Querría citar en relación a esto una frase de un artículo de un periódico que apareció en el Dernieres Nouvelles de Strasbourg del 28 de agosto de 1942. Será la prueba RF 741. Este artículo habla de la muerte de uno de estos hombres que se negaron a servir en el Ejército Alemán, y concluye con esta frase: "Insistimos especialmente en el hecho de que es un acto suicida tratar de cruzar la frontera ilegalmente".

Naturalmente, se aplicaron penas judiciales de gran dureza en un gran número de casos. No creo que deba presentarle al Tribunal ejemplos de todos estos casos, ya que supondría mucho tiempo, pero querría insistir en el principio que gobernó esta forma de represión.

Citaré primero de todo un documento enteramente característico del concepto que tenía la administración alemana de la justicia y de la independencia del poder judicial. Se presenta como prueba RF 742. Es parte de una serie de documentos descubierta en los archivos de la Gauleitung. Es un mensaje enviado por teletipo con fecha de Estrasburgo, junio de 1944, enviado por el Gauleiter Wagner al Jefe del Tribunal de Apelación de Karlsruhe. Leeré el párrafo 2, página 1:

"Es especialmente necesario en Alsacia que las penas aplicadas a los que se nieguen a hacer el servicio militar tengan un efecto intimidatorio, pero el efecto intimidatorio en los que se niegan a través del miedo al peligro personal sólo puede lograrse con la pena de muerte. Más aún teniendo en cuenta que un alsaciano que emigra con intención de escapar al servicio militar generalmente cuenta con una pronta victoria de las potencias enemigas, y en caso de condena y de la consecuente pérdida de libertad, con la pronta cancelación de la condena. Por tanto, en todos los casos de intento de emigrar ilegalmente para escapar al servicio militar tras el 6 de junio de 1944, aparte de cualquier otro proceso judicial pendiente en el Antiguo Reich, la única pena que se debería aplicar es la pena de muerte".
Pero quiero indicar que considerar el riesgo personal, por grande que fuera, incluso el de morir en la frontera o ser condenado a muerte, no fue suficiente para hacer que el pueblo de Alsacia y Lorena aceptara la obligación del servicio militar. Por tanto, los nazis decidieron recurrir a la única amenaza que podía ser efectiva, la amenaza de represalias contra las familias. El 4 de septiembre de 1942 apareció en el Dernieres Nouvelles de Strasbourg una noticia titulada "Castigos Severos contra los que no se Presenten ante el Consejo de Revisión". Se presentará un fragmento de esta noticia como prueba RF 743. Lo leeré:
"En los casos mencionados anteriormente se ha demostrado que los padres han perdido su autoridad en este aspecto. Han demostrado así que

[Página 364]

aún no entienden las necesidades de estos tiempos, que sólo pueden tolerar en Alsacia a personas de fiar. Los padres de los jóvenes antes mencionados serán así en breve deportados al Altreich para que readquieran en un ambiente nacionalsocialista una actitud conforme al espíritu alemán".
Se decretó por tanto la deportación de las familias no para castigar una insubordinación concreta, sino para castigar el no presentarse en la oficina de reclutamiento.

Para evitar lecturas repetidas, presentaré ahora al Tribunal como prueba RF 744 la ordenanza del 1 de octubre de 1943 sobre no presentarse para el servicio militar (Boletín Oficial de 1943, página 152). Leeré los dos primeros artículos:

"Artículo 1: El jefe de la administración civil en Alsacia puede negar el derecho de residencia en Alsacia a los desertores y a personas que no cumplan con sus obligaciones militares o en el servicio de trabajo obligatorio, así como a miembros de sus familias. Esta prohibición incluye para las personas de origen alemán a las que pueda afectar el traslado al territorio del Reich por parte del delegado del Reichsführer de las SS, comisionado del Reich para el refuerzo del Germanismo. Las medidas a tomar con respecto a las propiedades, confiscación, indemnizaciones, etc, se prescriben en la ordenanza del 2 de febrero de 1943 sobre medidas con respecto a las propiedades aplicables en el caso de personas de origen alemán transferidas de Alsacia a territorio del Reich.

Artículo 2. Independientemente de las medidas anteriores, pueden abrirse procesos penales por quebrantamiento del código penal".

EL PRESIDENTE: ¿Qué quería decir exactamente "origen alemán"? ¿Hasta dónde llegaba?

Sr. FAURE: El término "Souche Allemande", origen alemán, se aplica, como indica el texto anterior, a las siguientes categorías de personas: en primer lugar, personas que estaban en Alsacia y Lorena antes del Tratado de Versalles y que pasaron a ser francesas por el Tratado. En segundo lugar, las personas cuya nacionalidad antes de 1919 era alemana son consideradas personas de origen alemán, así como sus hijos, sus nietos y sus esposas. Esto afecta a la gran mayoría de la población de los tres departamentos.

Continúo leyendo el párrafo 2 del Artículo 1:

"Independendientemente de las medidas anteriores, pueden abrirse procesos penales por quebrantamiento del código penal".
Según el Artículo 52, párrafo 2, del Código Penal del Reich, los miembros de la familia que aporten pruebas de sus esfuerzos genuinos por evitar que el fugitivo cometa estos actos o por disuadirle de hacerlo, o por evitar la necesidad de huir, no serán castigados.

Estas medidas abominables, denuncias obligatorias, castigos contra familias, permitieron a las autoridades alemanas alistar a alsacianos y loreneses, lo que tuvo fatales consecuencias para muchos de ellos, y fue para todos ellos una experiencia terriblemente trágica.

Debo indicar finalmente para concluir esta parte que los alemanes movilizaron a mujeres para trabajos relacionados con la guerra. Presento como prueba RF 745 la ordenanza del 26 de enero de 1942 que completó la organización bélica del servicio de trabajo para las mujeres jóvenes de Lorena.

Tenemos además una ordenanza del 2 de febrero de 1943, que será la prueba RF 746, sobre el alistamiento de hombres y mujeres para la realización de tareas vinculadas a la defensa nacional. Esto se ha tomado del boletín oficial alemán de 1943, página 26. Esta ordenanza afecta a Alsacia.

La prueba siguiente, RF 747, afecta a Lorena. Es una ordenanza del 8 de febrero de 1943 sobre el alistamiento de hombres y mujeres para tareas

[Página 365]

relacionadas con la organización de la mano de obra. El Tribunal observará que la ordenanza sobre Alsacia usó la expresión "tareas vinculadas a la defensa nacional", mientras que la ordenanza sobre Lorena especifica simplemente "tareas relacionadas con la organización de la mano de obra", pero en principio son lo mismo. El Artículo 1 de esta segunda ordenanza remite a la ordenanza del Delegado General para la Organización de Mano de Obra sobre el alistamiento de hombres y mujeres para trabajos en interés de la defensa nacional, etc. Es por tanto un caso en el que se hace trabajar no sólo a hombres, sino también a mujeres, para el esfuerzo de guerra alemán. Leeré al Tribunal un fragmento de un artículo de periódico que comenta esta legislación y las medidas que el Gauleiter Wagner se proponía adoptar en este aspecto. Es la prueba RF 748, tomada del periódico Dernieres Nouvelles de Strasbourg, 23 de febrero de 1943.
"En su discurso de Karlsruhe el Gauleiter Robert Wagner destacó que las medidas de movilización total se aplicarían a Alsacia y que las autoridades se abstendrían de todo método de trabajo burocrático. Las oficinas de trabajo alsacianas ya han invitado a la primera categoría de mujeres jóvenes movilizables a alistarse".
El segundo párrafo del mismo artículo:
"En principio, todas las mujeres que hasta ahora sólo han trabajado en casa, que han tenido que ocuparse sólo de sus maridos y que no tienen más parientes, trabajarán a jornada completa. Muchos hombres casados que hasta ahora nunca se habían ofrecido a ayudar a sus esposas en las tareas de la casa se verán obligados a arrimar el hombro. Trabajarán en el hogar y harán recados. Con un poco de buena voluntad, todo funcionará. Las mujeres que han recibido una formación profesional serán puestas a trabajar en la medida de lo posible en tareas relacionadas con sus profesiones, a condición que supongan algo importante para el esfuerzo de guerra. Esta norma se aplica sólo a todas las profesiones femeninas que supongan el cuidado de otras personas".
Nuevamente, una presentación bastante cómica o mal redactada no debería impedirnos percibir el carácter odioso de estas medidas, que obligaron a mujeres francesas a trabajar para el esfuerzo de guerra alemán.

EL PRESIDENTE: Haremos un descanso de diez minutos.

(Se hizo un receso).


[ Anterior | ͍ndice | Siguiente ] [an error occurred while processing this directive]