[an error occurred while processing this directive]

Juicio a los Principales Criminales de Guerra Alemanes

En Nuremberg, Alemania
21 de enero a 1 de febrero de 1946

Cuadragésimo Séptimo Día: Jueves, 31 de enero de 1946
(1 de 8)


[Página 299]

CUADRAGÉSIMO SÉPTIMO DÍA

JUEVES, 31 DE ENERO DE 1946

ALGUACIL: Con la venia, deseo anunciar que los acusados Kaltenbrunner y Seyss-Inquart se ausentarán de la sesión de esta mañana por enfermedad.

Sr. DUBOST: Antes de terminar, caballeros, debo leer unos pocos documentos más sobre los prisioneros de guerra.

En primer lugar vendrá el documento L-166, que presentamos como prueba RF 377, página 65 de su libro de documentos. Habla de una nota sobre aviones de ataque, y resume una entrevista con el Mariscal del Reich del 15 y el 16 de mayo de 1944. Página 8, párrafo 20:

"El Mariscal del Reich propondrá al Führer que las tripulaciones americanas y británicas que disparen sobre ciudades indiscriminadamente, a trenes civiles en marcha, o a soldados tirándose en paracaídas, sean ejecutadas de inmediato allí donde sean capturadas".
No hace falta destacar la importancia de este documento. Demuestra la culpabilidad del acusado Goering por represalias contra aviadores militares Aliados derribados sobre Alemania.

Leeremos ahora el documento R-1 17, que presentamos como prueba RF 378.

EL PRESIDENTE: ¿Qué página?

Sr. DUBOST: Página 88.

Dos Liberators derribados el 21 de junio de 1944 en el distrito de Mecklenburgo aterrizaron con sus tripulaciones indemnes, quince hombres en total. Todos fueron ejecutados bajo el pretexto de tratar de escapar. Los documentos que les presentamos en la página 88 como prueba RF 378 hablan de este asesinato. Se encontraron en los archivos del cuartel general del Decimoprimer Luftgaukommando, y dicen que nueve miembros de la tripulación fueron entregados a la policía local.

Penúltimo párrafo, tercera línea:

"Los hicieron prisioneros y los entregaron a la policía municipal de Waren. Los tenientes Helton y Ludka fueron entregados el 21 de junio por la policía municipal al Untersturmführer de las SS y Comisario de la Policía Criminal. Sello de la Policía de Seguridad de Furstenberg (Mecklenburgo)".
Último párrafo:
"Se disparó a estos siete prisioneros en el traslado cuando trataron de escaparse".
Última línea de la página:
"También se disparó a los tenientes Helton y Ludka el mismo día mientras trataban de escapar".
En cuando al segundo Liberator, página 91:
"Asunto, aterrizaje forzoso de un Liberator el 21 de junio de 1944 a las 11:30 a.m.", tercer párrafo, "disparos contra seis de la tripulación cuando trataban de escapar, uno de ellos herido grave, fue trasladado al hospital de Schuwrin".
Como prueba RF 379 presentamos el documento F-553, que el Tribunal encontrará en la página 101 del libro de documentos. Este documento habla del internamiento de prisioneros de guerra en campos de concentración y en campos de exterminio. Entre los prisioneros fugados se hizo una distinción. Si eran soldados o suboficiales que habían aceptado trabajar, por lo general

[Página 300]

los enviaban al campo y los castigaban de acuerdo con el Artículo 47 y siguientes de la Convención de Ginebra. Si eran oficiales o suboficiales, esto es un comentario que estoy haciendo del documento que leeré al Tribunal, si se trataba de oficiales o suboficiales que se negaban a trabajar, eran entregados a la policía, y normalmente, eran asesinados sin juicio.

Se entiende el objetivo de esta distinción. Estos suboficiales franceses que a pesar de la presión de las autoridades alemanas se negaban a trabajar en la industria bélica alemana tenían un concepto muy elevado de su deber patriótico. Su intento de escapar creaba por tanto contra ellos una especie de presunción de ser inadaptables al Orden Nazi, y tenían que ser eliminados. El exterminio de estos patriotas asumió un carácter sistemático desde principios de 1944, y la responsabilidad de Keitel en este exterminio es incuestionable, ya que lo aprobó, si no es que lo ordenó específicamente.

El documento que el Tribunal tiene ante sí es una carta de protesta del General Berard, Jefe de la Delegación Francesa para la Comisión Alemana del Armisticio, dirigida al General alemán Vogl, jefe de dicha comisión. Trata específicamente información que llegó a Francia sobre el exterminio de prisioneros fugados.

Primer párrafo, cuarta línea: "Esta nota advierte que ha llegado a nuestro conocimiento la existencia de una organización alemana independiente de la Wehrmacht bajo cuya autoridad caen los prisioneros fugados".

Esta nota fue enviada el 29 de abril de 1944 por el comandante del OFLAG X-C. Página 102:

"El Capitán Lussus, del OFLAG X-C", declara el General Berard a la Comisión Alemana del Armisticio, "y el Teniente Girot, también del OFLAG X-C, que habían tratado de escapar el 27 de abril de 1944, fueron recapturados en los alrededores por los guardias del campo".

"El 23 de junio de 1944 el oficial francés de enlace de prisioneros de guerra del OFLAG X-C recibió dos urnas funerarias con las cenizas de estos dos oficiales. El comandante del campo declaró que no se podía dar ninguna información, y las autoridades francesas siguen sin saber la fecha, lugar o circunstancias de la muerte del Capitán Lussus y el Teniente Girot".

El General Berard señaló al mismo tiempo a la Comisión Alemana del Armisticio que la nota, que el Tribunal encontrará en la página 104, había sido comunicada por el comandante del OFLAG X-C al oficial francés de enlace de prisioneros de guerra responsable de sus camaradas en ese campo.
"Indique a sus camaradas el hecho de que existe para el control de personas que se mueven ilícitamente una organización alemana que ejerce sus actividades sobre todas las zonas de guerra, de Polonia a la frontera española. Todo prisionero fugado que sea capturado y al que se le encuentre en posesión de bienes civiles, papeles falsos y tarjetas de identificación y fotografías quedará bajo la autoridad de esta organización. No puedo decirle lo que le ocurrirá. Advierta a sus camaradas de que este asunto es muy serio".
La importancia de las dos últimas líneas queda muy clara con las dos urnas de los oficiales fugados entregadas al oficial de enlace francés del campo.

Nuestros colegas de la acusación soviética presentarán los métodos con los que se trataron las fugas de los oficiales del campo de Sagan.

EL PRESIDENTE: ¿Hubo alguna respuesta a esta queja? Lo que ha estado leyendo, si lo he entendido bien, es una queja de un General francés, Berard, al jefe alemán de la Comisión del Armisticio, ¿verdad?

Sr. DUBOST: Sr. Presidente, no sé si hubo una respuesta. Lo que sé es que los archivos de Vichy en el momento de la Liberación fueron en parte saqueados y en parte destruidos por acciones militares. Si tuviéramos una respuesta,

[Página 301]

se habría encontrado en los archivos de Vichy, ya que los documentos que presentamos ahora son los documentos de los archivos alemanes de la Comisión Alemana del Armisticio. En cuanto a los archivos franceses, no sé qué ha pasado con ellos. En cualquier caso, es posible que hayan desaparecido como resultado de acciones militares.

¿Puede disculparme el Tribunal? Iba a informarle de que mis colegas soviéticos presentarán las medidas represivas empleadas en el campo de Sagan contra los intentos de fuga.

Presentamos como prueba RF 320 el documento F-672, que el Tribunal encontrará en la página 115 del libro de documentos. Es un informe del Servicio para Prisioneros de Guerra y Deportados del 9 de enero de 1946 que habla de la deportación a Buchenwald de veinte prisioneros de guerra franceses. Este informe debe considerarse un documento auténtico, así como los informes de prisioneros de guerra adjuntos. En la página 116 el Tribunal puede leer el informe de Claude Petit, antiguo portavoz jefe en el Stalag 6-G.

"En septiembre de 1943", cito el primer párrafo, "como los trabajadores civiles franceses en Alemania y Francia, prisioneros de guerra transformados", es decir, transformados en trabajadores, "fueron privados de toda ayuda espiritual al no tener a ningún sacerdote entre ellos, el Teniente Piard, capellán jefe del Stalag 6-G, tras hablar con el capellán de los prisioneros de guerra, el Abate Rodhain, decidió transformar en trabajadores a seis sacerdotes prisioneros de guerra para que pudieran llevar a cabo sus deberes religiosos entre los civiles franceses".
Cito sólo tres líneas del párrafo siguiente, la primera:
"Esta transformación de sacerdotes, que fue difícil de conseguir porque la Gestapo no autorizó la presencia de capellanes entre trabajadores civiles... estos sacerdotes y unos pocos scouts organizaron un grupo de Acción Católica y un grupo Scout".
En la página 157, párrafo 3:
"Desde comienzos de 1944 los sacerdotes sintieron que eran vigilados por la Gestapo en el ejercicio de sus diversas actividades".
El párrafo siguiente:
"A finales de julio de 1944 los seis sacerdotes fueron arrestados casi simultáneamente y llevados a la prisión de Brauweiler, cerca de Colonia".
Página 116, párrafos primero y segundo:
"A los scouts les pasó lo mismo".
Cito:
"Di numerosos pasos y presenté numerosas protestas contra esta flagrante violación de la Convención de Ginebra para que los prisioneros de guerra arrestados por la Gestapo pudieran ser entregados a las autoridades militares. Pedí además que se me indicara la razón de su arresto".
Quinto párrafo:
"Debido al rápido avance de los Aliados, que se acercaban a Aquisgrán, todos los prisioneros de Brauweiler fueron llevados a Colonia..."
(El Dr. Stahmer, abogado del acusado Goering, se acercó al estrado).

Sr. DUBOST: Sr. Presidente, antes de permitir a la defensa que me interrumpa, permítame terminar con la lectura de este documento.

EL PRESIDENTE: Continúe.

Sr. DUBOST: Gracias, Sr. Presidente. En las últimas frases de este párrafo el Tribunal verá que las autoridades militares alemanas dieron pasos para saber del destino de estos prisioneros.

"Las autoridades militares, al no saber nada, escribieron inmediatamente a Buchenwald, pero no recibieron respuesta. A primeros de marzo el Mayor Bramkamp, Jefe del Abwehr, fue personalmente a Buchenwald".

[Página 302]

En las páginas 120-121 el Tribunal encontrará la lista de los prisioneros así desaparecidos.

Finalmente, página 122, una confirmación de este testimonio por parte del Sr. Souche, agente confidencial del Kommando 624, que en el párrafo 3 escribe:

"Algunos prisioneros de guerra transformados en trabajadores y trabajadores civiles franceses habían organizado en Colonia un grupo de 'Acción Católica' bajo la dirección de los sacerdotes prisioneros de guerra transformados, Pannier y Cleton".
Finalmente, página 123, y con esto termina mi cita:
"Los arrestos comenzaron con miembros de la 'Acción Católica' y las acusaciones fueron 'maquinaciones anti-alemanas' ".
EL PRESIDENTE: No sé cuál es la objeción del Dr. Stahmer.

Dr. STAHMER (abogado de Goering): No estamos en situación de seguir la exposición del fiscal francés. En primer lugar, la traducción no es muy buena. Se dejan algunas frases. Además, se mencionan números equivocados. Por ejemplo, se ha mencionado el 612, lo tengo aquí. Es un documento muy distinto. No tenemos los libros de documentos y por tanto no podemos seguir las citas de las páginas. Mis colegas también se quejan de que no están en situación de seguir el proceso con este tipo de presentación.

EL PRESIDENTE: ¿Puedo ver su documento?

(Se entrega al Estrado).

Dr. STAHMER: Se acaba de mencionar este número, y lo confirman los demás caballeros.

EL PRESIDENTE: El documento que estaba leyendo el Sr. Dubost era el 672. El documento que usted tiene aquí es un número diferente.

Dr. STAHMER: Pero nos dijeron este número por el micrófono, y no sólo yo, sino todos los demás abogados oyeron el mismo número. Y no sólo este número, sino todos los demás, se han mencionado incorrectamente.

Otra dificultad es que no tenemos el libro de documentos. Se ha mencionado la página 118, pero el número de página no significa nada para nosotros. No podemos seguirle a este ritmo.

EL PRESIDENTE: Sr. Dubost, creo que el problema viene realmente del hecho de que da los números demasiado rápido y los números son frecuentemente traducidos incorrectamente, no sólo al alemán, sino también al inglés. Es muy difícil para los intérpretes entender todos estos números. En primer lugar usted da el número del documento, después el número de la prueba, después la página del libro de documentos, y eso quiere decir que los intérpretes tienen que traducir muchos números dichos muy rápidamente.

Es esencial que los acusados puedan seguir el documento, y por lo que sé, no han recibido los libros de documentos en el mismo formato que tenemos nosotros. Es la única manera de poder seguirlos. Pero los tenemos ahora en este libro de documentos en particular por página, y por tanto es absolutamente esencial ir despacio.

Sr. DUBOST: Sr. Presidente, se han entregado todos los libros de documentos a la defensa. Se han presentado todos los documentos a la defensa.

EL PRESIDENTE ¿Quiere decir que se han entregado libros de documentos a la defensa en el mismo formato en el que se nos entregan a nosotros, es decir, con números de página? Por mi parte, es la única forma que tengo de poder seguir el documento. Usted menciona la página 115, y eso me indica dónde está el documento. Si no tuviera la página, no podría encontrar el documento.

Sr. DUBOST: Sr. Presidente, anuncié a la vez: el RF 380, que es el número de la prueba, y el F-672, que es el número de clasificación. Todos nuestros documentos llevan un número de clasificación. Por otro lado, no ha sido posible entregar a la defensa un libro de documentos con las páginas numeradas como el que tiene el Tribunal, ya que no se entrega en el mismo idioma. Se entrega

[Página 303]

en alemán y las páginas no están en el mismo lugar. No hay una correspondencia absoluta en la numeración de páginas entre el libro de documentos en alemán y el suyo.

EL PRESIDENTE: Le estoy diciendo las dificultades con las que trabajan los abogados de la defensa, y si tuviéramos un número de documentos sin la numeración de página, tendríamos las mismas dificultades. Y son dificultades muy grandes. Por tanto, debe ir muy despacio al dar la identificación del documento.

Sr. DUBOST: Cumpliré los deseos del Tribunal, Sr. Presidente.

EL PRESIDENTE: Dr. Stahmer, el documento que se estaba leyendo era el documento 672.

Dr. STAHMER: No encontramos el documento 672. Tenemos el 673. No tenemos nada más que hojas sueltas, y tenemos que rastrearlas hasta encontrar el número. Tenemos el número 673, pero aún no hemos encontrado el número 672 entre nuestros documentos. Nos es muy difícil seguir una cita, ya que nos lleva mucho tiempo encontrar los números incluso si se mencionan correctamente.

EL PRESIDENTE: Entiendo las dificultades. Continúe, Sr. Dubost, y haga lo que decía, yendo muy despacio para darle a la defensa en la medida de lo posible oportunidad de encontrar el documento. Y creo que debería usted hacer algo satisfactorio, si puede, para darles la posibilidad de encontrar ese documento. Por ejemplo, un índice que indique el orden en el que se encuentran los documentos.

Sr. DUBOST: Hace tres días se entregaron a la defensa dos libros de documentos en francés con páginas numeradas como los libros que tiene el Tribunal. Sólo pudimos entregar dos por razones técnicas. Pero al mismo tiempo entregamos a la defensa un número suficiente de documentos en alemán como para permitir a cada abogado de la defensa tener su propio archivo en alemán. ¿Quiere el Tribunal que coteje las páginas del libro de documentos francés que entregamos a la defensa con las páginas de un libro de documentos que elaboramos, viendo que la defensa puede hacerlo y tiene tiempo de hacerlo? Se entregaron hace tres días los dos libros de documentos franceses a la defensa. Tuvieron la posibilidad de comparar los textos franceses con los textos alemanes para asegurarse de que nuestras traducciones eran correctas y para prepararse para las sesiones.


[ Anterior | Índice | Siguiente ] [an error occurred while processing this directive]