[an error occurred while processing this directive]

Juicio a los Principales Criminales de Guerra Alemanes

En Nuremberg, Alemania
21 de enero a 1 de febrero de 1946

Cuadragésimo Primer Día: Miércoles, 23 de enero de 1946
(9 de 9)


[Página 113]

El cuarto punto fue la remilitarización de Renania. Renania fue reocupada el 7 de marzo de 1936. Le recuerdo al Tribunal los dos documentos complementarios, 2289-PS, prueba USA 56, el anuncio de esta acción por parte de Hitler; y el C-139, prueba USA 53, que es la "Operación Schulung" y que describe la acción militar que se llevaría a cabo si era necesario. Estos fueron los actos de los que el acusado fue en parte responsable debido a su cargo y a los pasos que dio; pero un poco más tarde resumió sus puntos de vista sobre las acciones detalladas anteriormente en un discurso ante alemanes en el extranjero dado el 29 de agosto de 1937 que pido que el Tribunal incluya en el sumario tal y como figura en "Das Archiv", 1937, en la página 650. Cito sólo un breve fragmento que está en la página 72 del libro de documentos.
"La unidad de la voluntad racial y nacional, creada a través del nazismo con un ímpetu sin precedentes, ha hecho posible una política exterior a través de la que se cortaron las ataduras del Tratado de Versalles, se recobró la libertad de armarse y se restableció la soberanía de toda la nación. Volvemos a ser amos de nuestro propio hogar, y hemos producido los medios de poder para seguir siéndolo en todo momento. El mundo debería ver en los actos y palabras de Hitler que su objetivo no es la guerra de agresión".
El mundo, por supuesto, no tuvo la ventaja de ver estos diversos documentos complementarios de preparación militar que he tenido oportunidad de presentar al Tribunal.

[Página 114] La sección siguiente, y el punto siguiente contra este acusado, es que tanto como Ministro de Asuntos Exteriores como miembro del círculo privado de consejeros del Führer en cuestiones políticas exteriores, este acusado participó en la planificación política y la preparación para actos de agresión contra Austria, Checoslovaquia y otras naciones.

Si puedo primero expresar la política del acusado en una frase, diría que se puede resumir en romper sólo un tratado cada vez. Él mismo lo expresó, si se me permite decirlo, de una manera ligeramente más pomposa pero con el mismo significado en un discurso ante la Academia Alemana de Leyes el 30 de octubre de 1937, que está en "Das Archiv", octubre de 1937, página 921, y que el Tribunal encontrará en el libro de documentos en la página 73. El subrayado es mío:

"En reconocimiento de estos hechos elementales el Gabinete del Reich siempre ha intercedido en favor de tratar cada problema internacional concreto dentro del ámbito de métodos especialmente adecuados para él, no complicándolo innecesariamente mezclándolo con otros problemas, y, en la medida en que se trate de problemas entre sólo dos potencias, escoger la vía directa para un entendimiento inmediato entre estas dos potencias. Estamos en situación de declarar que este método se ha demostrado plenamente correcto no sólo en interés de Alemania, sino también para el interés general".
El único país cuyos intereses no son mencionados son las otras partes de los diversos acuerdos que fueron tratados de esta manera; y la ejecución de esa política se puede ver de inmediato mirando la tabla de las acciones de este acusado cuando fue Ministro de Exteriores, o durante el ejercicio del cargo por parte de su inmediato sucesor, cuando el acusado aún parecía tener influencia.

En 1935 se dirigió la acción contra las Potencias Occidentales. Esa acción fue el rearme de Alemania. Mientras ocurría eso, se tuvo que ofrecer garantías a otro país. Por aquel entonces fue Austria, con el apoyo de Italia, que Austria aún tuvo hasta 1935. Y así tienen ustedes la garantía fraudulenta, la esencia de la técnica, en ese caso dada por Hitler el 21 de mayo de 1935. Y esto se demuestra claramente que es falso en los documentos que el Sr. Alderman presentó. Después, en 1936 tienen ustedes aún la acción necesaria contra las potencias occidentales en la ocupación de Renania. Aún pueden ver una garantía fraudulenta dada a Austria en el tratado del 11 de julio de ese año, y que se demuestra que es fraudulenta en las cartas del acusado von Papen, pruebas USA 64 y 67, habiendo citado hace un momento una de ellas mi amigo el Mayor Barrington.

Después, en 1937 y 1938 nos movemos un paso más, y la acción se dirige contra Austria. Sabemos qué acción fue. Fue la absorción planeada, en cualquier caso finalmente, en la reunión del 5 de noviembre de 1937; y la acción tuvo lugar el 11 de marzo de 1938.

Se tenía que tranquilizar a las Potencias Occidentales, y así tienen las garantías dadas el 13 de octubre de 1937, asunto tratado por mi amigo el Sr. Roberts (ver Parte 2, págs. 198-211).

Avanzamos un año y el objetivo de la acción agresiva pasa a ser Checoslovaquia. O debería decir que avanzamos seis meses y luego un año. Con esto tendrán los Sudetes, obtenidos en septiembre; y la absorción de toda Bohemia y Moravia el 15 de marzo de 1939.

Entonces fue necesario tranquilizar a Polonia; así que Hitler dio garantías a Polonia el 20 de febrero de 1938, y las repitió hasta el 26 de septiembre de 1938. La falsedad de esa garantía fue demostrada una y otra vez en la presentación del Coronel Griffith-Jones sobre Polonia (Parte 2, págs. 125-176).

Y finalmente, cuando quieren la acción dirigida contra Polonia en el año siguiente para su conquista, se ha de tranquilizar a Rusia, y se firma

[Página 115]

un pacto de no agresión el 23 de agosto de 1939, como expuso el Sr. Alderman en las páginas 1160 a 1216 (ver Parte 2, págs. 229-259).

Con respecto a esa presentación tabular, se podría usar la cita en latín res ipsa loquitur. Pero se puede encontrar una declaración bastante franca de este acusado sobre la fase más antigua en el relato de su conversación con el Embajador de Estados Unidos, el Sr. Bullitt, del 18 de mayo de 1936, que está en la página 74 del libro de documentos, documento L-150, prueba USA 65, y si se me permite leer el primer párrafo después de la introducción, que dice que llamaron a este acusado, el Sr. Bullitt señala:

"Von Neurath dijo que la política del Gobierno Alemán consistía en no adoptar un papel activo en asuntos exteriores hasta 'que se hubiera absorbido Renania'. Explicó que quería decir que hasta que no se construyeran las fortificaciones alemanas en las fronteras francesa y belga, el Gobierno Alemán haría todo lo posible para prevenir más que provocar un alzamiento de los nazis en Austria, y adoptaría una línea pacífica con respecto a Checoslovaquia. 'Tan pronto como nuestras fortificaciones estén construidas y los países de Europa Central se dén cuenta de que Francia no puede entrar en terrorio alemán a su voluntad, todos esos países comenzarán a sentirse de forma muy distinta con respecto a sus políticas exteriores, y se desarrollará una nueva constelación' dijo".
Le recuerdo al Tribunal, sin citarla, la conversación citada por mi amigo el Mayor Barrington hace poco mantenida entre el acusado von Papen, como Embajador, y el Sr. Messersmith, que viene a decir lo mismo.

Paso a la agresión contra Austria, y le recuerdo al Tribunal que este acusado era Ministro de Exteriores.

Primero: Durante los primeros complots nazis contra Austria de 1934.
El Tribunal encontrará esto en la transcripción (Parte 1, págs. 214-220Ç), y les recuerdo en general que fue el asesinato del Canciller Dollfuss y los actos secundarios que fueron después tan firmemente aprobados.
Segundo: cuando se ofreció una garantía falsa a Austria el 21 de mayo de 1935, y el tratado fraudulento firmado el 11 de julio de 1936.
Hay referencias a estos asuntos en el documento TC-26, prueba GB 19, y en el documento TC-22, que es la prueba GB 20 (ver Parte 1, pág. 243).
Tercero: cuando el acusado von Papen llevó a cabo sus intrigas subterráneas en el periodo de 1935 a 1937.
Doy de nuevo referencias para que el Tribunal las recuerde: documento 2247-PS, prueba USA 64, carta del 17 de mayo de 1935, y prueba USA 67, documento 2246-PS, 1 de septiembre de 1936 (Parte 1, págs 231, 232).

Este acusado, von Neurath, estaba presente cuando Hitler declaró, en la entrevista con Hoszbach del 5 de noviembre de 1937, que la cuestión alemana sólo podría resolverse por la fuerza, y que su plan era conquistar Austria y Checoslovaquia. Es el documento 386-PS, prueba USA 25, que el Tribunal encontrará en la página 82. Si observan la sexta línea de la página 82, después del encabezamiento, verán que una de las personas que asistió a esta reunión altamente confidencial fue el Ministro del Reich de Asuntos Exterior, Freiherr von Neurath.

Sin leer un documento que se ha citado al Tribunal más de una vez, le recordaré al Tribunal que en la página 86 está el fragmento sobre la conquista de Austria, y la frase siguiente es:

"Para la mejora de nuestra situación política militar, debe ser nuestro primer objetivo en todo caso de implicación en una guerra el conquistar Checoslovaquia y Austria simultáneamente para eliminar cualquier amenaza desde los flancos en caso de un posible avance hacia el oeste".
Este punto es desarrollado en la página siguiente. La cuestión importante es que este

[Página 116]

acusado estuvo en esa reunión, y es imposible después de esa reunión que diga que no estaba actuando con los ojos completamente abiertos y con total conocimiento de lo que estaba planeado.

El siguiente punto. Durante el Anschluss recibió una nota del Embajador británico del 11 de marzo de 1938. Es el documento 3045-PS, prueba USA 127. Envió la respuesta que se encuentra en el documento 3287-PS, prueba USA 128. Si se me permite muy brevemente recordarle la respuesta al Tribunal, creo que es necesario, y por supuesto ya se ha leído ante el Tribunal este documento antes, está al principio de la página 93. Quiero llamar la atención sobre dos obvias mentiras.

El acusado von Neurath dice en la sexta línea:

"No es cierto que el Reich ejerciera presiones para hacer que ocurrieran estos hechos, en especial la afirmación, difundida posteriormente por el antiguo Canciller Schuschnigg, según la cual el Gobierno Alemán había presentado al Presidente Federal un ultimátum condicional. Es una pura invención".
Según el ultimátum, tenía que nombrar Canciller a un candidato que se le proponía para que formara un Gabinete conforme a las propuestas del Gobierno alemán. Si no, se preveía la invasión de Austria por parte de tropas alemanas.
"La verdad del asunto es que la cuestión de enviar fuerzas militares o policiales desde el Reich surgió sólo cuando el recién formado Gabinete austriaco envió un telegrama, ya publicado por la prensa, al Gobierno alemán pidiendo urgentemente el envío de tropas alemanas lo antes posible para restaurar la paz y para evitar el derramamiento de sangre. Enfrentado a la amenaza inmediata del peligro de una sangrienta guerra civil en Austria, el Gobierno alemán decidió responder a la petición que se le hizo".
Bien, como dije, Señoría, estas son las dos mentiras más obvias, y todo lo que puede uno decir es que en cualquier caso, este acusado debía tener una clara especie de humor macabro para escribir esto, cuando la verdad es lo que sabe el Tribunal por el informe del Gauleiter Reiner para Burckel, que se ha presentado ante el Tribunal como documento 812-PS, prueba USA 61, y cuando se les ha leído, y se ha hecho extensamente, las transcripciones de las conversaciones telefónicas del acusado Goering con Austria de ese día, documento 2949-PS, prueba USA 76, y las entradas en el diario del acusado Jodl del 11, 13 y 14 de febrero, documento 1780-PS, prueba USA 72.

Entre estas abundantes pruebas de la falsedad de estas declaraciones, el Tribunal quizás considere que la corrección más clara y obvia está en la transcripción de las conversaciones telefónicas del acusado Goering, tan ampliamente corroboradas por los demás documentos.

La acusación alega que es inconcebible que este acusado, que según el diario del acusado Jodl, y ruego al Tribunal que mire la página 116 del libro de documentos, la entrada del diario del acusado Jodl del 10 de marzo para que así tengan claro este punto, es el tercer párrafo y dice:

"A las 13 horas el General Keitel informa al Jefe del Mando de Operaciones y al Almirante Canaris. Ribbentrop es retenido en Londres. Neurath asume el cargo de Exteriores".
Alego que es inconcebible, ya que este acusado se hacía cargo del Ministerio de Exteriores, se ocupaba del asunto y, como demostraré al Tribunal dentro de un momento, cooperó con el acusado Goering para calmar las susceptibilidades de los checos, que pudiera ignorar completamente la verdad de los hechos y lo que estaba pasando realmente como para escribir esa carta de buena fe y honradamente.

Su postura está igualmente clara en lo que se cuenta sobre

[Página 117]

él en la declaración jurada del Sr. Messersmith, documento 2385-PS, prueba USA 68. Si el Tribunal observa la página 107 del libro de documentos, les recordaré esa entrada, que describe con exactitud las acciones y el estilo de este acusado en esta crisis. En el último tercio de la página, el párrafo que comienza con:
"Debería destacar en esta declaración que los hombres que hacían estas promesas no sólo eran los názis acérrimos, sino además alemanes más conservadores que ya habían comenzado voluntariamente a aceptar el programa nazi.

En un despacho oficial al Departamento de Estado desde Viena del 10 de octubre de 1935 escribí lo siguiente:

'Europa no se librará del mito de que Neurath, Papen y Mackensen no son personas peligrosas, y son diplomáticos de la vieja escuela. Son en realidad instrumentos serviles del régimen, y precisamente porque el mundo exterior los considera inofensivos pueden trabajar con más efectividad. Pueden sembrar discordia precisamente porque difunden el mito de que no simpatizan con el régimen' ".

EL PRESIDENTE: Se levanta la sesión.

(Se levantó la sesión hasta el 24 de enero de 1946 a las 10 horas).


[ Anterior | Índice | Siguiente ] [an error occurred while processing this directive]