[an error occurred while processing this directive]

Juicio a los Principales Criminales de Guerra Alemanes

En Nuremberg, Alemania
17 de diciembre de 1945 a 4 de enero de 1946

Vigésimo Quinto Día: Miércoles, 2 de enero de 1946
(9 de 9)


[Página 236]

Y a continuación en la declaración se describe la orden de ejecución dada por la RSHA al comandante del campo de concentración de Mauthausen. Omito esa descripción y continúo en el párrafo siguiente:
"Las órdenes de ejecución venían sin el nombre del tribunal de justicia. Hasta el asesinato de Heydrich, estas órdenes eran firmadas por él o por su adjunto competente. Después, las órdenes eran firmadas por Kaltenbrunner, pero la mayoría eran firmadas por su adjunto, el Gruppenführer Müller.

El Dr. Kaltenbrunner, que firmó las órdenes antes mencionadas, tenía el rango de General de Las SS (SS-Obergruppenführer) y era el Jefe de la Oficina Principal de Seguridad del Reich.

El Dr. Kaltenbrunner tiene unos 40 años, mide entre 1,76 y 1,80 metros, y tiene profundas cicatrices de esgrima en su cara. Cuando el Dr. Kaltenbrunner era sólo un Líder Superior de las SS y la Policía, visitó el campo varias veces; posteriormente, como Jefe de la Oficina Principal de Seguridad del Reich (RSHA), también lo visitó, aunque con mucha menor frecuencia. Durante estas visitas el comandante solía recibirle fuera del edificio del cuartel general del campo y le informaba.

[Página 237]

Con respecto a la misión militar americana que aterrizó detrás de las líneas alemanas en el área de Eslovaquia o Hungría en enero de 1945, recuerdo el momento en el que se trajo a estos oficiales al Campo de Mauthausen. Supongo que el número de ingresos fue de entre 12 y 15 hombres. Iban de uniforme, americano o canadiense, camisa de color marrón verdoso y boina. Ocho o diez días después de su llegada, vino la orden de ejecución por telégrafo o teletipo. El Standartenführer Zeireis vino a mi, a mi despacho, y me dijo: 'Kaltenbrunner ha dado permiso para la ejecución'. Esta carta era secreta y tenía la firma 'firmado: Kaltenbrunner'. Después se fusiló a estas personas de acuerdo con la ley marcial y sus pertenencias me fueron entregadas por el Oberscharführer Niedermeier".
El quinto crimen del que Kaltenbrunner es responsable como Jefe de la Policía de Seguridad y el SD es la deportación de ciudadanos de territorios ocupados para realizar trabajos forzados, y las medidas disciplinarias aplicadas a la mano de obra forzada.

Estoy seguro de que el Tribunal recordará, sin que haga referencia a él, el documento 3012-PS, que se presentó anteriormente como prueba USA 190. Era la carta del jefe del Sonderkommando de la Sipo y el SD que decía que Ucrania tendría que proporcionar un millón de trabajadores a la industria armamentística y que se debería usar la fuerza cuando fuera necesario. Esa carta era del 19 de marzo de 1943.

La responsabilidad de Kaltenbrunner en las medidas disciplinarias contra la mano de obra extranjera está demostrada en el documento 1063B-PS, que se ha presentado antes como prueba USA 492. No se ha leído ninguna parte de esta carta para su introducción en el sumario. La carta es del 26 de julio de 1943 e iba dirigida a los Líderes Superiores de las SS y la Policía, a los Comandantes e Inspectores de la Sipo y el SD, y a los Jefes de los Grupos Einsatz B y D.

El Tribunal recordará que los Grupos Einsatz A, B, C y D, que actuaban en el Este, llevaron a cabo el exterminio de judíos y líderes comunistas. Este documento demuestra el control ejercido por Kaltenbrunner sobre los Grupos Einsatz B y D. Está firmado por "Kaltenbrunner". El primer párrafo dice lo siguiente:

"El Reichsführer de las SS ha dado su consentimiento a que, aparte de los campos de concentración, que están bajo la jurisdicción de la Oficina Principal de Administración Económica de las SS, se creen campos-reformatorio de trabajo adicionales, que serán competencia exclusiva de la Policía de Seguridad. Estos campos-reformatorio de trabajo dependen de la autorización de la Oficina Principal de Seguridad del Reich, que sólo se puede conceder en caso de emergencia (gran número de trabajadores extranjeros, o similares)".
Presento ahora el documento D-473 como la prueba siguiente, prueba USA 522. Debería estar al principio del Libro de Documentos. Esta carta, firmada por "Kaltenbrunner", fue enviada por él el 4 de diciembre de 1944 a las Oficinas Regionales de la Policía Criminal.

El Tribunal recordará que la autoridad de Kaltenbrunner abarcaba la Policía Criminal y la Gestapo. Dice en parte, y cito, leyendo al principio de la carta:

"Según el Decreto del 30 de junio de 1943, los crímenes cometidos por trabajadores civiles polacos y soviéticos son castigados por las Oficinas (Principales) de la Policía del Estado, e incluso en los casos en los que hasta ese momento la Policía Criminal, dentro de la esfera de sus competencias, estuviera llevando a cabo la investigación. Para acelerar

[Página 238]

el proceso y ahorrar mano de obra, se modifica el Decreto del 30 de junio de 1943, y las Oficinas (Principales) de la Policía Criminal están autorizadas desde ahora a castigar ellas mismas los crímenes que están investigando, dentro de sus competencias, siempre y cuando sean casos de delitos menores o medios".
Comienzo con el segundo párrafo:
"La Policía Criminal dispone de los siguientes métodos de castigo:

Encarcelamiento en la Comisaría de Policía.
Envío a un campo de concentración para custodia protectora como antisocial o peligroso para la comunidad".

Y el penúltimo párrafo:
"Su estancia en el campo de concentración normalmente se prolongará hasta el final de la guerra. Aparte de esto, las Oficinas (Principales) de la Policía Criminal están autorizadas a entregar a trabajadores civiles polacos y soviéticos, en los casos adecuados y de acuerdo con las Oficinas (Principales) de la Policía del Estado competentes, a los campos penales de la Gestapo para su 'educación por medio del trabajo'. Si las posibilidades de castigar un caso individual son insuficientes debido a la peculiaridad del caso, se ha de pasar el caso a la Oficina (Principal) de la Policía del Estado competente.

Firmado: Dr. Kaltenbrunner."

Además de enviar a trabajadores extranjeros a campos de trabajo de la Gestapo, Kaltenbrunner castigó a trabajadores extranjeros enviándolos a campos de concentración. Presento el documento 2582-PS como la prueba siguiente, USA 523.

Es una serie de cuatro órdenes transmitidas por teletipo por las que se envió a diversas personas a campos de concentración. Ruego al Tribunal que preste atención a la segunda orden, del 18 de junio de 1943, por la que se ordenó a la Gestapo de Saarbrucken que enviara a un polaco al campo de concentración de Natzweiler como trabajador cualificado, y al tercer teletipo, del 12 de diciembre de 1944, en el que se ordenó a la Gestapo de Darmstadt que enviara a un griego al campo de concentración de Buchenwald porque andaba vagando sin ocupación, y al cuarto teletipo, del 9 de febrero de 1945, en el que se ordenaba a la Gestapo de Darmstad que enviara a un ciudadano francés a Buchenwald por esquivar el trabajo y por insubordinación. Todas estas órdenes fueron firmadas por Kaltenbrunner.

Presento el documento 2580-PS como la prueba siguiente, USA 524. Este documento contiene tres más de estos formularios rojos de custodia protectora, todos firmados por Kaltenbrunner. El primero dice que un ciudadano holandés fue puesto bajo custodia protectora por sabotaje en el trabajo, y el segundo dice que un ciudadano francés fue puesto bajo custodia protectora por sabotaje en el trabajo e insubordinación, ambos con fecha del 2 de diciembre de 1944.

El sexto crimen del que Kaltenbrunner es responsable como Jefe de la Policía de Seguridad y el SD es la ejecución de comandos y paracaidistas capturados y la protección de civiles que lincharon a aviadores aliados.

Estoy seguro de que el Tribunal recordará, sin necesidad de hacer referencia, la Orden de Hitler del 18 de octubre de 1942 que se presentó esta mañana, documento 498-PS, prueba USA 501, por la que los comandos, incluso uniformados, serían exterminados hasta el último hombre, y los miembros individuales capturados por la policía en territorio ocupado serían entregados al SD.

[Página 239]

Presento ahora el documento 1276-PS como la siguiente prueba, USA 525. Es una carta urgente clasificada como alto secreto del Jefe de la Policía de Seguridad y el SD y firmada "Müller, por orden" dirigida al Mando Supremo de las Fuerzas Armadas, en la que el Jefe de la Policía de Seguridad y el SD dice, y cito del tercer párrafo de la segunda página de la traducción al inglés:
"He ordenado al 'Befehlshaber' de la Policía de Seguridad y el SD de París que trate a esos paracaidistas con uniforme inglés como si fueran miembros de las operaciones de comando según la orden del Führer del 18 de octubre de 1942, y que informe a las autoridades militares en Francia de que las fuerzas armadas deberán aplicar el mismo tratamiento".
Esta carta es del 17 de junio de 1944. El hecho de que esas ejecuciones fueron llevadas a cabo por el SD cumpliendo la orden de Hitler mencionada del 18 de octubre de 1942, mientras Kaltenbrunner era Jefe de la Policía de Seguridad y el SD, viene indicado por el documento 526-PS, presentado como prueba USA 502; es la orden presentada esta mañana, estoy seguro de que el Tribunal la recuerda.

La norma por la que la policía protegía a los civiles que linchaban a aviadores aliados estuvo en vigor durante el periodo de tiempo en el que Kaltenbrunner sirvió como Jefe de la Policía de Seguridad y el SD. Presento ahora el documento 2990-PS como la prueba siguiente, USA 526. Es una declaración jurada de Walter Schellenberg, el antiguo Jefe del Amt VI de la RSHA, y dice en el párrafo 7, esto es todo lo que voy a leer de la declaración:

"En 1944, en otra ocasión, pero también durante una reunión de los Amtschef, oí fragmentos de una conversación entre Kaltenbrunner y Müller. Recuerdo claramente las siguientes observaciones de Kaltenbrunner:
'Se ha de informar a todos los oficiales del SD y la Policía de Seguridad de que no se debe interferir en los pogroms del populacho contra aviadores terroristas ingleses y americanos. Por el contrario, se ha de fomentar este ambiente hostil' ".
El séptimo crimen del que Kaltenbrunner es responsable como Jefe de la Policía de Seguridad y el SD es el envío de civiles de países ocupados a Alemania para juzgarlos en secreto y condenarlos, y el castigo de civiles de territorios ocupados con "métodos sumarios". El hecho de que este crimen continuó después del 30 de enero de 1943 lo demuestra el documento 835-PS, que se presenta como la prueba siguiente, USA 527. Es una carta del Alto Mando de las Fuerzas Armadas dirigida a la Comisión Alemana del Armisticio, con fecha del 2 de septiembre de 1944. El documento dice así, y cito:
"De acuerdo con los decretos, todos los civiles no alemanes en territorios ocupados que hayan puesto en peligro la seguridad y la capacidad de acción de la potencia ocupante con actos de terror y sabotaje o de otras formas deberán ser entregados a la Policía de Seguridad y el SD. Sólo se aceptarán los prisioneros que hayan sido legalmente sentenciados a muerte, o que estuvieran cumpliendo una condena de prisión anterior al anuncio de estos decretos. Se incluyen entre los actos punibles que ponen en peligro la seguridad o capacidad de acción de la guarnición aquellos que sean de carácter político".
El octavo crimen del que Kaltenbrunner es responsable como Jefe de la Policía de Seguridad y el SD es la ejecución o encierro de personas en campos de concentración por delitos supuestamente cometidos por sus parientes.

[Página 240]

La continuación de este crimen después del 30 de enero de 1943 está indicada en el documento L-37, presentado anteriormente como prueba USA 506. Se presentó esta mañana. Es la carta del Comandante de la Sipo y el SD de Radom del 19 de julio de 1944 en la que se decía que los parientes masculinos de asesinos y saboteadores debían ser fusilados y las parientes femeninas de más de 16 años de edad, enviadas a campos de concentración. Les remito de nuevo al documento L-215, que se presentó anteriormente como prueba USA 243, y específicamente al caso de Junker, que por una orden de Kaltenbrunner fue enviado por la Gestapo al campo de concentración de Sachsenhausen "porque como familiar de un desertor, es de esperar que amenace los intereses del Reich Alemán si se le deja libre".

El noveno crimen del que Kaltenbrunner es responsable como Jefe de la Policía de Seguridad y el SD es la liquidación de prisiones de la Sipo y el SD y de campos de concentración. Remito al Tribunal al documento L-53, que se presentó como prueba USA 291. Era la carta del Comandante de la Sipo y el SD de Radom del 21 de julio de 1944 en la que se dice que el Comandane de la Sipo y el SD del Gobierno General había ordenado que se vaciaran todas las prisiones de la Sipo y el SD y que, si era necesario, se liquidara a los presos. Presento ahora el documento 3462-PS como la prueba siguiente, USA 528. Es el interrogatorio jurado de Bertus Gerdes, el antiguo Gaustabsanitsleiter del Gauleiter de Munich. Este interrogatorio se efectuó durante una investigación militar oficial del Ejército de Estados Unidos. En este interrogatorio se ordenó a Gerdes que contara todo lo que sabía sobre Kaltenbrunner. Sólo voy a leer un fragmento muy pequeño de su respuesta, comenzando por el tercer párrafo de la página 2:

"Giesler me dijo que Kaltenbrunner estaba constantemente en contacto con él porque estaba muy preocupado por la actitud de los trabajadores extranjeros, y en especial, la de los internos de los campos de concentración de Dachau, Mülhldorf y Landsberg, que estaba en el camino del avance de los ejércitos aliados. Un martes a mediados de abril de 1945 recibí una llamada telefónica del Gauleiter Giesler pidiéndome que estuviera a su disposición para una conversación esa noche. Durante nuestra conversación personal esa noche, Giesler me dijo que había recibido una orden de Kaltenbrunner según la cual, por orden del Führer, había que elaborar sin demora un plan para la liquidación del campo de concentración de Dachau y de los dos campos de trabajo judíos de Landsberg y Mülhdorf. La orden proponía la liquidación de los dos campos de trabajo judíos de Landsberg y Mülhdorf recurriendo a la Luftwaffe, ya que el área de construcción de estos campos había sido anteriormente el objetivo de repetidos bombardeos enemigos. Esta acción recibió el nombre en clave de 'Wolke A-I' ".
Paso ahora al segundo párrafo de la página 3, continúo citando este interrogatorio:
"Estaba seguro de que yo nunca permitiría que esta orden se ejecutara. Como la acción 'Wolke A-I' debería haber tenido lugar hacía ya un tiempo, me vi literalmente inundado por la visita de mensajeros de Kaltenbrunner,sobre todo porque se suponía que yo debería haber discutido los detalles de las acciones de Landsberg y Mülhdorf en detalle con los dos Kreisleiter implicados. Los mensajeros, que en su mayoría eran oficiales de las SS, frecuentemente tenientes de las SS, me entregaban órdenes escuetas y estrictas para que las leyera y firmara. Las órdenes me amenazaban con los castigos más terribles, incluida la ejecución, en caso de que no las cumpliera. Sin embargo, siempre podía

[Página 241]

encontrar excusas para no llevar a cabo el plan, debido al mal tiempo o a la falta de combustible y bombas. Por tanto, Kaltenbrunner ordenó que los judíos de Landsberg fueran llevados caminando a Dachau para incluirles en las operaciones de exterminio de Dachau, y que la acción de Mülhdorf la llevara a cabo la Gestapo.

Kaltenbrunner también ordenó otra operación -'Wolkenbrand'- para el campo de concentración de Dachau, por medio de la que los internos del campo de concentración de Dachau iban a ser liquidados con veneno, exceptuando a los ciudadanos arios de las Potencias Occidentales.

El Gauleiter Giesler recibió esta orden directamente de Kaltenbrunner y habló, en mi presencia, de la obtención de las cantidades de veneno necesarias con el Dr. Hartfeld, el Jefe de Sanidad del Gau. El Dr. Hartfeld prometió conseguir esas cantidades cuando se le ordenara, y se le indicó que esperara órdenes mías. Como yo estaba decidido a evitar la ejecución de este plan de cualquier forma, no le di más órdenes al Dr. Hartfeld.

Apenas llegaron  los internos de Landsberg a Dachau, Kaltenbrunner envió un mensajero declarando que la acción Wolkenbrand estaba en marcha.

Evité la ejecución de Wolke A-I y de Wolkenbrand indicándole a Giesler que el Frente estaba muy cerca, y le pedí que transmitiera esto a Kaltenbrunner.

Kaltenbrunner dio entonces la orden por escrito a Dachau de que se enviara a todos los prisioneros europeos occidentales en camiones a Suiza, y que se llevara caminando al resto de internos al Tirol, donde debía tener lugar la liquidación final de estos prisioneros sin ningún fallo".

EL PRESIDENTE: Se levanta la sesión.

(Se levantó la sesión hasta las 10 horas del 3 de enero de 1946).


[ Anterior | Índice | Siguiente ] [an error occurred while processing this directive]