[an error occurred while processing this directive]

Juicio a los Principales Criminales de Guerra Alemanes

En Nuremberg, Alemania
Del 20 de noviembre al 1 de diciembre de 1945

Séptimo Día: Miércoles, 28 de noviembre de 1945
(5 de 6)


[Página 228]

EL PRESIDENTE: ¿Cree que es un buen momento para interrumpir la sesión hasta las 2 en punto?

SR. ALDERMAN: Sí, Señoría.

EL PRESIDENTE: Muy bien, haremos un receso entonces.

(Se hizo un receso hasta las 1400 horas)

SR. ALDERMAN: Con la venia del Tribunal, me acababa de referir de nuevo al informe del Gauleiter Rainer al Reich Commissar Burckel de julio de 1939, que narra

[Página 229]

la historia posterior del Partido y el problema de liderazgo surgido tras el retiro de Reinthaler.

Al referirse a la situación en 1935, mencionó algunos de los contactos con el Gobierno del Reich, es decir, el Gobierno alemán en los siguientes términos. Cito de la página 4 del texto en inglés de ese informe, creo que es la página 4 del texto en alemán: "En agosto, tuvieron lugar algunos arrestos más..."

EL PRESIDENTE: ¿En qué documento está usted?

SR. ALDERMAN: El Informe Rainer, que es el 812-PS.

EL PRESIDENTE: ¿812?

SR. ALDERMAN: Sí, prueba USA 61.

"En agosto, tuvieron lugar algunos arrestos más, cuyas víctimas fueron, aparte de los Gauleiters (líderes de Gau), Globotschnik y Rainer. Schattenfroh afirmó entonces que, debido a una orden recibida del encarcelado Leopold, había sido nombrado Vicelíder del País. Un grupo dirigido por el ingeniero Raffelsberger había establecido también en ese momento contactos con departamentos del Alt- Reich (Ministerio de Propaganda, Agencia Racial Alemana, etc.) e hizo un intento de formular un lema político en forma de un programa para el movimiento en lucha de Austria".
Y de nuevo el informe Rainer expone la situación un poco después, en 1936. Cito de la página 6 del texto en inglés, creo que la 5 del texto en alemán:
"Los principios de construcción de la organización fueron: la organización es la que sustenta la lucha ilegal y la que dirige la idea de crear una organización secreta,de una forma simple y sin compromiso, de acuerdo con el principio de organización de una élite a disposición del consejo ilegal del partido ante cualquier emergencia. Además de esto, se han de aprovechar todas las oportunidades políticas, y se debería emplear a todas las personas legales y todas las oportunidades legales sin revelar ningún lazo con la organización ilegal. Por tanto, la cooperación entre la organización ilegal del partido y los asesores políticos legales era una idea anclada en lo más alto del liderazgo del partido. Todas las relaciones con el partido en Alemania se mantuvieron en secreto de acuerdo con las órdenes del Führer. Éstas decían que se debía omitir oficialmente al Estado Alemán de la creación del N.S.D.A.P. austriaco; y que se debían crear centros auxiliares de propaganda, prensa, refugiados, asistencia social, etc. en los países limítrofes con Austria.

Hinterleitner contactó con el abogado Seyss- Inquart, que tenía una relación con el Dr. Wachter originada por el apoyo al alzamiento de julio dado por Seyss-Inquart. Por otro lado, Seyss-Inquart tenía una buena posición en el campo legal y relaciones especialmente bien establecidas con políticos social-cristianos. El Dr. Seyss-Inquart procedía de las filas de la 'Styrian Heimatschutz' (defensa del territorio) y se convirtió en un miembro del partido cuando toda la 'Styrian Heimatschutz' se incorporó al N.S.D.A.P. Otra personalidad que tenía una buena posición en el campo legal era el Coronel Glaise-Horstenau , que tenía contactos con ambos lados. El acuerdo del 11 de julio de 1936 se vio fuertemente influenciado por las actividades de estas dos personas".

El informe Rainer revela así la táctica doble de los nazis austriacos durante este periodo de mantenerse en silencio y esperar el desarrollo de los acontecimientos. Mantenían sus contactos secretos con funcionarios del Reich y usaban a personalidades extranjeras como Glaise-Horstenau y Seyss-Inquart. Los nazis hicieron buen uso de esas personas, que eran más discretas en sus actividades y podían ser denominadas nacionalistas. Presentaron, apoyaron y obtuvieron consideración de, peticiones que no habrían podido ser negociadas por otros nazis como el Capitán Leopold.

Seyss-Inquart no ocupó ningún cargo oficial hasta enero de 1937, cuando fue nombrado Consejero de Estado. Pero Rainer, describiéndole como un miembro valioso del Partido desde las filas de esta "Styrian Heimatschutz", le señala como alguien que tuvo una gran influencia en el acuerdo del 11 de julio de 1936. La importancia estratégica de este acuerdo será considerada un poco después. El informe Rainer, como he dicho antes, está lejos de enfatizar por encima de lo real la importancia de la contribución de Seyss-Inquart.

[Página 230]

El que los nazis, pero no el Gobierno austriaco, hicieran bien en confiar en Seyss-Inquart queda indicado en el siguiente documento. Presento el documento 2219-PS, que será la prueba USA 62. Es una carta del 14 de julio de 1939, dirigida al Mariscal de Campo Goering. El documento es un calco de la carta escrita a máquina. Finaliza con "Heil Hitler" y no está firmada, pero creemos que sin duda fue escrita por el acusado Seyss-Inquart. Fue el calco encontrado en los archivos personales de Seyss-Inquart, y esos calcos conservados por el autor de la carta con frecuencia no van firmados. En la primera página de la carta figura una nota en inglés, que no aparece en la traducción parcial al inglés, que dice, "Correo Aéreo, 15 de julio, 15:15 horas, Berlín, llevado a la oficina de Goering". El texto central de la carta consiste en una petición de intercesión por un tal Muhlmann, cuyo nombre veremos más tarde, y que, desafortunadamente, cayó en desgracia ante Buckel. Citaré el extracto del documento que ha sido traducido al inglés y que comienza, creo, en la página 7 del texto en alemán:
"Al General Mariscal de Campo
En este momento en Viena,
14 de julio de 1939.

Señor,

Si se me permite añadir algo sobre mi mismo, diré lo siguiente: sé que no soy de una naturaleza dada a la lucha activa, a no ser que haya en juego decisiones finales. En este momento de pronunciada actividad" -Aktivismus en alemán- "esto será sin duda considerado un fallo de mi personalidad. Pero sé que lucho con tenacidad inconquistable por el fin en el que creo. Ese fin son la Gran Alemania" -Gross Deutschland- "y el Führer. Y aunque algunas personas ya están cansadas de la lucha y algunas han muerto en esa lucha, yo aún estoy en el lugar y listo para entrar en acción. Esto, después de todo, fue también el desarrollo de los hechos hasta el año 1938. Hasta julio de 1934, me comporté como un miembro normal del Partido. Y si hubiera, de alguna forma, silenciosamente pagado mis cuotas de miembro (la primera, según un recibo, la pagué en diciembre de 1931), probablemente habría sido un indiscutible y relativamente viejo luchador y miembro del partido de Austria, pero no habría  hecho nada más por la unión. Me dije a mi mismo en julio de 1934 que debíamos luchar contra este régimen clerical en su propio terreno para darle al Führer una oportunidad de usar cualquier método que deseara. Me dije a mi mismo que esta Austria bien valía una misa. Me he aferrado a esta idea con una determinación de hierro porque mis amigos y yo teníamos que luchar contra toda la iglesia política, la francmasonería, los judíos, en resumen, contra todo en Austria. Si hubiéramos mostrado la menor debilidad, esto sin duda nos habría llevado a nuestra aniquilación política; habría privado al Führer de los medios y herramientas para llevar a cabo su ingeniosa solución política para Austria, como se hizo evidente en los días de marzo de 1938. He sido plenamente consciente del hecho de que estoy siguiendo un camino que no pueden comprender ni las masas ni mis camaradas del partido. Lo he seguido con calma, y sin dudar lo recorrería de nuevo, porque estoy seguro de que en algún punto podría servir al Führer como una herramienta de su trabajo, incluso aunque mi anterior actitud aún ahora dé ocasión a camaradas del partido muy valiosos y honorables a no considerarme de confianza. Nunca he prestado atención a esas cosas porque estoy satisfecho con la opinión que el Führer y los hombres que le son cercanos tienen de mi".

Y esa carta fue escrita a uno de los hombres cercanos a él, el Mariscal de Campo Goering. Creo que es suficiente para demostrar que la fidelidad de Seyss-Inquart a Hitler, un dictador extranjero, y a los objetivos de la conspiración nazi, le llevaron a luchar por el Anschluss con todos los medios a su disposición.

Es apropiado en este momento presentar como prueba un documento del acusado von Papen, y ver cómo pensó que las doctrinas del Nacionalsocialismo podrían usarse para lograr el objetivo del Anschluss. Presento el documento 2248-PS como prueba

[Página 231]

USA 63. Este documento es una carta de von Papen a Hitler del 27 de julio de 1935. Consiste en un informe titulado: "Revisión y perspectiva un año después de la muerte del Canciller Dollfuss". Tras revisar el éxito que había tenido el Gobierno austriaco al convertir a Dollfuss en un mártir, y a sus principios en los principios patrióticos de Austria, von Papen dijo, y cito el último párrafo de la carta, que comienza en la página 1-146 del texto en alemán:
"El Nacionalsocialismo debe ahogar, y ahogará, a la nueva ideología austriaca. Si hoy se afirma en Austria que el N.S.D.A.P. no es más que un partido con sede central en el Reich Alemán, y que por tanto no es posible que transfiera el espíritu del pensamiento del Nacionalsocialismo a grupos de diferente estilo político, la respuesta debe ser sin duda que la revolución nacional en Alemania no habría podido haberse llevado a cabo de una forma diferente. Pero cuando la creación de la comunidad del pueblo en el Reich se complete, el Nacionalsocialismo podrá ciertamente , en un sentido mucho más amplio del que es posible a través de la organización del partido actual -al menos aparentemente-  convertirse en el punto de encuentro de todas las unidades racialmente alemanas más allá de las fronteras. El avance espiritual con respecto a Austria no se puede lograr hoy con una tendencia centralizada. Si este reconocimiento se expresara de una vez claramente desde el interior del Reich, entonces sería fácil hacer posible provocar una ruptura del frente de la Nueva Austria. Un Día del Partido de Nuremberg, denominado 'Día Alemán' como en los viejos tiempos, y la proclamación de un frente de personas nacionalsocialistas serían acontecimientos que conmoverían a todos más allá de las fronteras del Reich. Dichos ataques nos harían ganarnos también los particulares círculos austriacos, cuyo portavoz, el legitimista Conde Dubskv, escribió en su panfleto sobre el 'Anschluss': el Tercer Reich se hará con Austria o no se hará. El Nacionalsocialimo debe vencer, o perecerá si no es capaz de realizar esta tarea".
Tenemos otros informes de Papen a Hitler, que presentaré ahora como prueba, demostrando que mantuvo contactos encubiertos con los grupos nacionalsocialistas en Austria. Es ciertamente interesante que desde el mismo comienzo de su misión, el acusado von Papen pensaba en formas y medios de usar los principios del Nacionalsocialismo para los nacionales alemanes fuera de la frontera de Alemania. Papen trabajaba para lograr el Anschluss, aunque prefirió usar los principios del  Nacionalsocialismo en lugar de confiar en la organización del partido como medios necesarios para establecer esos principios en el Reich Alemán.

A continuación, tenemos algunas garantías y palabras de tranquilidad dirigidas a Austria. El Gobierno alemán no hizo más que mantener una apariencia de no injerencia en grupos austriacos. Empleó el aliciente psicológico de proporcionar garantías de que no tenía planes sobre la independencia de Austria. Si Austria confiaba en la ejecución de esas garantias, iba a poder tener vía libre para que se le hicieran concesiones y se aliviara la presión económica e interna.

Presento el documento 2247-PS como prueba USA 64. Es una carta de von Papen desde Berlín a Hitler del 17 de mayo de 1935.

La carta de Von Papen le indicó a Hitler que una declaración directa y creíble de Alemania para tranquilizar a Austria podía ser de lo más útil para los fines diplomáticos alemanes y para la mejora de las relaciones entre Austria y los grupos alemanes en Austria.

Tenía un plan para enfrentar a von Schuschnigg y sus fuerzas social-cristianas contra Starhemberg, el Vicecanciller de Austria, que era apoyado por Mussolini. Von Papen esperaba persuadir a von Schuschnigg para que unieran sus fuerzas al N.S.D.A.P. para terminar venciendo a Starhemberg. Von Papen indica que esta idea provino del Capitán Leopold, líder de los nacionalsocialistas ilegales en Austria.

Cito de su carta, comenzando en el segundo párrafo de la segunda página.

Von Papen escribe a su "Mein Führer", Hitler:

"Sugiero que adoptemos un papel activo en este juego. La idea fundamental debería ser enfrentar a von Schuschnigg y sus fuerzas social-cristianas, que se oponen a una dictadura local, contra Starhemberg. Se le debería permitir la

[Página 232]

posibilidad de destruir las medidas acordadas entre Mussolini y Starhemberg de tal forma que presente la oferta al gobierno de un compromiso de intereses definitivo entre Alemania y Austria. De acuerdo con la convincente opinión del Líder del N.S.D.A.P. en Austria, el Capitán Leopold, el principio totalitario del N.S.D.A.P. en Austria debe ser sustituido desde este momento por una combinación de esa parte de los elementos cristianos que favorezcan la idea de la Gran Alemania y el N.S.D.A.P. Si Alemania reconoce la independencia nacional de Austria, y garantiza una total libertad a la oposición nacional austriaca, entonces, como resultado de dicho compromiso, el Gobierno austriaco quedará formado desde su comienzo por una coalición de estas fuerzas. Otra consecuencia de este paso sería la posibilidad de la participación de Alemania en el Pacto del Danubio, que perdería toda su apariencia de peligro debido al establecimiento de relaciones entre Alemania y Austria. Dicha medida tendría una influencia mayormente beneficiosa en la situación europea, y especialmente en nuestra relación con Inglaterra. Se puede objetar el que von Schuschnigg dificilmente se decidirá a seguir tal plan, el que más bién con toda probabilidad comunicará inmediatamente nuestra oferta a nuestros opositores. Por supuesto, se puede explorar primero la posibilidad de enfrentar a von Schuschnigg con Starhemberg a través del uso de intermediarios. Existe la posibilidad. Si von Schuschnigg finalmente dice 'no' y da a conocer nuestra oferta en Roma, la situación no empeoraría, sino que al contrario, los esfuerzos del gobierno del Reich dirigidos a hacer la paz con Austria se revelarían, sin perjuicio a otros intereses. Por tanto, incluso en el caso de que rechace la oferta, este último intento sería un recurso. Lo considero completamente posible, ya que a la vista del extendido descontento en los países alpinos hacia la política pro-italiana, y a la vista de las ásperas tensiones en el Gobierno Federal (Bundesregierung), von Schuschnigg se aferrará a esto, siempre bajo la suposición de que la oferta no sea interpretada como una trampa de sus oponentes, sino como un compromiso realmente honesto con Austria. Asumiendo el éxito de este paso, pondríamos en marcha de nuevo nuestra intervención activa en la política centroeuropea, lo que, a diferencia de las maniobras políticas francesas, checas y rusas, sería un tremendo éxito, tanto en lo moral como en lo práctico. Dado que sólo quedan dos semanas para realizar buena parte del trabajo en forma de sondeos y conferencias, es necesaria una decisión inmediata. El Ministro del Ejército del Reich (Reichswehrminister) comparte la opinión expuesta anteriormente, y el Ministro de Exteriores del Reich (Reichsaussenminister) quería discutirlo con usted, mi Führer.

Firmado, Papen."

En otras palabras, Papen quería ofrecer una garantía fuerte y creíble de la preservación de la independencia de Austria. Tal y como lo expone, Alemania no tenía nada que perder con algo de lo que podía decir que era simplemente un esfuerzo en favor de la paz, y podía ser capaz de persuadir a von Schuschnigg para crear un gobierno de coalición en Austria con el N.S.D.A.P. Si Alemania hacía esto, iba a reforzar grandemente su posición en Europa. Finalmente, Papen pedía que se actuara rápidamente.

Exactamente cuatro días después, en un discurso ante el Reichstag, Hitler respondió a la sugerencia de von Papen, y afirmó que Alemania ni pretendía ni deseaba interferir en los asuntos internos de Austria, anexionarse Austria, o llevar a cabo un "Anschluss."

Los británicos presentarán un documento sobre ese discurso. Simplemente quería usar una frase en este momento. Es una frase bastante bien conocida por la Historia.

Es apropiado tomar nota de esta garantía en este punto, y observar que por un cierto número de complejas razones, Papen sugirió, y Hitler anunció, una política completamente distinta de sus intenciones, que habían sido, y seguían siendo, interferir en los asuntos internos de Austria y lograr un "Anschluss".

Hubo entonces una continuación temporal de una política silenciosa de presión.

El 1 de mayo de 1936, Hitler, en un discurso público, con una expresión despreocupada, calificó de mentira cualquier idea de que "mañana o pasado" Alemania caería sobre Austria.

[Página 233]

Pido al Tribunal que observe la versión del discurso que aparece en el "Volkischer Beobachter SD", es decir, Sur de Alemania, 2 a 3 de mayo de 1936, página 3, y traducido en nuestro documento 2367-PS.

Sin presentar el documento, pido al Tribunal que tome nota judicial de la frase de ese bien conocido discurso. Si Hitler realmente quiso decir lo que dijo, fue sólo de la forma más literal y confusa, es decir, que realmente no caería sobre Austria "mañana o pasado", ya que los conspiradores sabían bien que la ejecución con éxito de sus propósitos requería durante un poco más de tiempo la política silenciosa que habían estado aplicando en Austria.

Presento ahora como prueba nuestro documento L-150, memorándum de una conversación entre el Embajador Bullitt y el acusado von Neurath del 18 de mayo de 1936, como prueba USA 65. Este documento, por desgracia, de nuevo aparece en sus libros de documentos en alemán ya que, debido a un error, no se ha hecho una copia mimeográfica en inglés. La defensa alemana tiene las copias en alemán.

Leeré parte de él, y al mismo tiempo entregaré al intérprete que lee en alemán una copia marcada de una traducción al alemán.

Leeré una frase del primer párrafo.

"Visité a von Neurath, Ministro de Exteriores, el 18 de mayo, y tuve una larga conversación sobre la situación general europea".
Ahora, saltando un párrafo, leeré seguido, si me disculpan.
"Von Neurath dijo que la política del Gobierno alemán era no hacer nada activo en asuntos exteriores hasta que se hubiera reintegrado totalmente Renania. Explicó que hasta que se hubieran construido las fortificaciones alemanas en las fronteras con Francia y Bélgica, el Gobierno alemán haría todo lo posible para evitar, más que animar, una rebelión de los nazis en Austria y seguiría una política tranquila con respecto a Checoslovaquia.

Tan pronto como se construyan nuestras fortificaciones", dijo, "y los países de Europa Central se dén cuenta de que Francia no puede entrar en territorio alemán, todos estos países empezarán a ver de forma muy distinta sus políticas exteriores y se desarrollará una nueva constelación".

Me salto dos párrafos.
"Von Neurath dijo después que no se había llegado a ningún entendimiento entre Alemania e Italia, y admitió que las demostraciones de amistad entre Alemania e Italia eran meras demostraciones sin base real. Continuó diciendo que en este momento no veía forma de reconciliar los intereses en conflicto de Alemania e Italia en Austria. Dijo que había tres razones principales por las que el Gobierno alemán estaba urgiendo a los nazis austriacos a mantenerse en calma en ese momento:

La primera era que Mussolini había, entonces, movilizado a la mayor parte de su ejército en la frontera austriaca, listo para atacar, y que ciertamente atacaría si se le daba una buena excusa.

La segunda razón para mantener a los nazis austriacos quietos por el momento era que el movimiento nazi diariamente crecía en Austria. La juventud de Austria acudía más y más a los nazis, y la preponderancia del Partido Nazi en Austria era inevitable y sólo una cuestión de tiempo.

La tercera razón era que hasta que se hubieran construido las fortificaciones alemanas en la frontera francesa, una implicación de Alemania en una guerra con Italia llevaría a un ataque francés contra Alemania".

Pero incluso aunque Alemania aún no estaba preparada para un conflicto abierto en Austria, su situación diplomática mejoró ampliamente durante 1936, un hecho que influyó en el deseo de Austria de hacer concesiones a Alemania y llegar a un acuerdo.

Cito de nuevo de la declaración de Messersmith, en la página 11 del texto inglés, que es el documento 1760-PS.

"Los acontecimientos de otoño de 1935 y primavera de 1936 le dieron a Alemania la oportunidad de dar más pasos positivos hacia la nazificación de

[Página 234]

Austria. Italia, que había dado a Austria garantías de apoyo de lo más claras contra una agresión externa alemana, y que en una ocasión, movilizando sus fuerzas, había sin duda detenido una acción agresiva alemana que se había planeado contra Austria, se embarcó en su aventura abisinia. Esto, y la reocupación de Renania en 1936 desbarataron completamente el equilibrio en Europa. Es bastante obvio que después de que Italia iniciara su aventura abisinia, ya no estaba en situación de contrarrestar los movimientos agresivos alemanes contra Austria".
Este debilitamiento de Austria ayudó a despejar el camino al Pacto del 11 de julio de 1936. El 11 de julio de 1936 los Gobiernos de Austria y Alemania alcanzaron un acuerdo. Será presentado como prueba también por la Delegación Británica.

Simplemente pido que el Tribunal tome nota judicial del hecho de que tuvo lugar dicho acuerdo. La parte formal del acuerdo del 11 de julio de 1936 también será probada por nuestros colegas británicos. Las referencias adecuadas se encontrarán en el documento que los británicos presentarán, el TC-22, y lo esencial se encuentra también en las páginas 11 y 12 de la declaración del Sr. Messesmith, documento 1760-PS.

Prestando atención sólo a la cuestión de esta lucha, el acuerdo parecía un gran triunfo para Austria. Contiene un punto confuso según el cual Austria, en su política, en especial con respecto a Alemania, se consideraría a si misma un Estado Alemán, pero los otros dos puntos dicen claramente que Alemania reconoce la total soberanía de Austria y que considera que el orden político interno de Austria, incluida la cuestión de Austria y el nacionalsocialismo, es una cuestión interna de Austria sobre la que Alemania no ejercerá ninguna influencia, ni directa ni indirecta. Pero había muchas más cosas de importancia para los hechos del momento de lo que parece en el texto del acuerdo. Leo el resumen del Sr. Messersmith que aparece en la página 12 de su declaración, documento 1760-PS:

"Aún más importante que los términos del acuerdo publicados en el comunicado oficial fue lo que informalmente se entendió en aquel entonces, siendo los puntos más importantes que Austria:

(1) Nombraría a un cierto número de personas de confianza del Canciller, pero amigos de Alemania, para cargos en el Gabinete
(2) se daría a la oposición nacional un papel en la vida política de Austria, dentro del marco del Frentre Patriótico; y
(3) se garantizaría una amnistía para todos los nazis salvo aquellos condenados por los delitos más graves".


[ Anterior | Índice | Siguiente ] [an error occurred while processing this directive]