[an error occurred while processing this directive]

Juicio a los Principales Criminales de Guerra Alemanes

En Nuremberg, Alemania
Del 20 de noviembre al 1 de diciembre de 1945

Séptimo Día: Miércoles, 28 de noviembre de 1945
(4 de 6)


[Página 224]

Procedo ahora con el siguiente párrafo de la declaración:
"Se mantuvo preparada a la Legión Austriaca en Alemania. Aunque se retiró unas cuantas millas más lejos de la frontera austrica, no fue disuelta a pesar de la garantía que se había dado de que se haría así. El Gobierno austriaco recibía información confirmando esto de cuando en cuando, que se me proporcionó, y yo mismo tenía información directa sobre lo mismo de personas de fiar que iban de Alemania a Viena y que realmente vieron la Legión"
El hecho de la reorganización del Partido Nazi en Austria se ve corroborado por un informe de uno de los nazis austriacos.

Presento como prueba USA 61 nuestro documento 812-PS. Tiene tres partes. En la primera, hay una carta con fecha del 22 de agosto de 1939, del Dr. Rainer, por aquel entonces Gauleiter en Salzburgo, al acusado Seyss-Inquart, entonces Ministro del Reich para Austria. Esa carta incluye otra carta del 6 de julio de 1939, escrita por el Dr. Rainer al Comisario del Reich y Gauleiter Josef Burckel.

DR. LATERNSER (abogado del acusado Seyss-Inquart): Planteo objeciones a la presentación de las cartas incluidas en el documento 812. Por supuesto, no puedo objetar la presentación de esta prueba en tanto en cuanto se presente para demostrar que se escribieron esas cartas. Sin embargo, si estas cartas pretenden servir como prueba de lo correcto de su contenido, debo objetar el uso de estas cartas por las razones que expondré. En particular, el tercer documento es una carta que, como queda de manifiesto en su contenido, tiene un sesgo particular, por esta razón: en esta carta se explica hasta qué punto el Partido Nazi Austriaco participó en el Anschluss.

Pretende además exponer el papel de liderazgo jugado por el grupo.

Debido a la parcialidad manifiesta en los contenidos de esta carta, no puede servir como prueba de los hechos narrados en ella, en particular porque el testigo Rainer, que escribió esta carta, está disponible como testigo y hemos descubierto que se encuentra en Nuremberg.

[Página 225]

Protesto por el uso de esta carta si se usa para demostrar que sus contenidos son correctos, porque el testigo que puede declarar sobre esto está en este momento en Nuremberg.

EL PRESIDENTE: El Tribunal escuchará ahora la respuesta del Sr. Alderman a lo que se ha dicho.

SR. ALDERMAN: Creo que quizás sería mejor leer la carta antes de que discutamos sobre la importancia de su contenido.

EL PRESIDENTE: Bien, ¿se basa en la carta como prueba de los hechos expuestos en ella?

SR. ALDERMAN: Sí.

EL PRESIDENTE: ¿Quién es el remitente de la carta, y a quién va destinada?

SR. ALDERMAN: La primera carta es de Rainer, que era en aquel tiempo Gauleiter en Salzburgo, y va dirigida al acusado Seyss- Inquart, entonces Ministro del Reich para Austria.

Dentro de esta carta se incluye una carta del 6 de julio de 1939 escrita por Rainer al Comisario del Reich y Gauleiter Josef Burckel. En esa carta Rainer incluyó un informe sobre los hechos acontecidos en el N.S.D.A.P. de Austria de 1933 hasta el 11 de marzo de 1938, el día antes de la invasión de Austria.

Tengo algunos otros puntos relacionados con esto que querría presentar al Tribunal antes de que se sentencie sobre su admisibilidad.

EL PRESIDENTE: No creo que la defensa del acusado esté realmente rechazando la admisibilidad del documento; es por los contenidos del documento.

SR. ALDERMAN: Sí. Sobre esto, en primer lugar, el abogado del acusado nos indica que este hombre, Rainer, está en Nuremberg. Asumo que es así.

Tenemos también una declaración de Rainer en la que manifiesta que lo dicho en estas cartas es la verdad. Sin embargo, consideramos que las propias cartas, como informes contemporáneos hechos por un miembro del Partido en aquel momento, tienen un valor probatorio mucho mayor que cualquier cosa que pueda testificar ante ustedes hoy.

DR. LATERNSER: Ya he dicho que esta carta tiene estas características, que es parcial, y que tiende a enfatizar y adornar la participación del partido nazi austriaco en el Anschluss. Por tanto, debo objetar el uso de esta carta como prueba objetiva, ya que no fue escrita pensando en que sería usada como prueba ante un tribunal. Si el escritor lo hubiera sabido, sin duda la carta se habría redactado de forma diferente.

Creo que el testigo está en Nuremberg. En ese caso -un principio que es básico en cualquier proceso judicial- se debería presentar al testigo personalmente ante el Tribunal, en especial dado que en este caso las dificultades que se aplican al caso de Messersmith no se dan aquí.

EL PRESIDENTE: El Tribunal opina que se pueden admitir las cartas. Fueron escritas para el acusado Seyss-Inquart, y las recibió. El acusado puede negar el contenido de las cartas con su testimonio.

Si es cierto que Rainer está en Nuremberg, el acusado es libre de solicitar al Tribunal que llame a Rainer a su debido tiempo. Podrá entonces recusar el contenido de estas cartas, tanto con el testimonio del acusado Seyss-Inquart como con el de Rainer. Se admiten las cartas.

SR. ALDERMAN : Con la venia del Tribunal, estoy totalmente de acuerdo con la alegación de que si se hubiera sabido que estas cartas iban a presentarse como prueba en un tribunal de justicia, muy posiblemente habrían sido escritas de forma diferente. Esto es aplicable a gran parte de las pruebas que presentaremos en este caso. Y he de decir que si el fotógrafo que hizo la foto de la Placa Memorial hubiera sabido que sus fotografías iban a ser presentadas como pruebas en una acusación de conspiración, posiblemente nunca habría abierto el obturador.

La carta de Rainer a Burckel indica que se le pidió que preparara una breve historia sobre el papel del Partido. Quizás es mejor que lea la carta adjunta, dirigida al acusado Seyss-Inquart:

"Estimado Dr. Seyss,

He recibido su carta del 19 de agosto de 1939 en la que me pedía que

[Página 226]

le informara de lo que sé sobre esos hechos que, entre otros, son el objeto de su correspondencia con Burckel.

No quiero hablar de diversas conversaciones y todo eso, o de lo que me han comunicado a lo largo del tiempo distintas personas. Quiero aclarar esencialmente mi propia actitud.

El 5 de julio de 1939, el Reich Commissar Gauleiter Burckel me preguntó por teléfono si tenía en mi poder el memorándum de Globus sobre los hechos de marzo. Le dije que no tenía este memorándum y que nunca tuve ni una parte de él, y que además, ni había participado en el trabajo ni conocía sus contenidos. Al hacerme Burckel una petición oficial, le he enviado un informe acompañado de una carta escrita el 6 de julio.

Ya que Burckel le escribe ahora diciendo que algunas cuestiones fueron confirmadas por mi, me siento obligado a entregarle a usted una copia de cada uno de esos dos documentos, que fueron escritos sólo como originales únicos. Informaré especialmente a Burckel de esto. Lo digo en relación a mi declaración: que -aparte de esas explicaciones por escrito-, no he confirmado, declarado o criticado nada referido a usted o su actitud, y no he autorizado a nadie a referirse a ninguna de mis declaraciones.

Desde el comienzo de nuestra colaboración, siempre he expresado y expuesto convincentemente mis ideas sobre usted y mi opinión sobre su personalidad.

Esta idea mía fue la base principal de nuestra colaboración. Los hechos de febrero y marzo no han cambiado esto, en especial dado que consideré el éxito político del 11 de marzo meramente como una confirmación de las intenciones y convicciones que nos han inducido a ambos a colaborar.

En cuanto a Globus, usted es plenamente consciente de su carácter, que he juzgado siempre y en toda situación sólo por su lado bueno. Creo que ya ha hablado con Globus sobre lo que ha ocurrido entre el 11 de marzo de 1938 y hoy; estoy convencido de que le dirá todo lo que le molesta si habla con usted de este asunto, como es su intención.

Atentamente, y Heil Hitler!
Suyo, Friedl Rainer."

Y así Rainer escribe en su informe, que acompaña la carta, que se ha de atribuir al Partido en su totalidad la gloria atribuida a una persona, el Dr. Seyss-Inquart.

Paso al tercer párrafo del primer documento incluido, el informe al Reich Commissar Gauleiter Josef Burckel:-

"Vimos en marzo y abril cómo se desarrolló una imagen falsa sobre las condiciones de liderazgo reales a partir de este hecho, que no pudo ser corregido a pesar de nuestros intentos de hacerlo. Esto fue un factor importante en el cambiante humor de Globotschnik, que esperaba en particular que usted le destacara a Hitler, y también a la opinión pública, el papel del partido durante los hechos anteriores al 12 de marzo de 1938. Me limité a dirigir esta declaración verbal y escrita al miembro del partido Hess, y a guardar en lugar seguro los documentos sobre los días de marzo. Además, hablé en toda ocasión sobre la lucha del partido. No traté de concederle un mérito justo a otras personas por la gloria que se había atribuido exclusivamente a una persona, el Dr. Seyss- Inquart, y no lo hice principalmente porque saldría beneficiado yo, y porque creo que esto no le gustaría a Hitler. También estoy convencido de que el Dr. Seyss-Inquart no actuó injustamente, y de que Hitler no desea cometer un acto de injusticia histórica concediéndole una preferencia especial a su persona, pero se siente atraido personalmente por él. Realmente no es de gran importancia para Hitler si esta u otra persona destacó más o menos en esta parte de la gran lucha del movimiento, dado que, en el análisis final, la mayor parte con diferencia se ha de atribuir sólo a él; sólo él

[Página 227]

será considerado por la Historia como el libertador de Austria. Por tanto, consideré mejor aceptar las condiciones existentes y buscar nuevos campos de esfuerzo fructíferos en el Partido.

Si se me pide que describa -sin intereses personales- el papel del partido según mis mayores convicciones, estoy dispuesto a hacerlo en cualquier momento. Por esta razón le prometí ayer enviarle de nuevo un breve resumen, y dejarlo a su disposición como información confidencial. De esta carta y de esta descripción abreviada sólo conservo una única copia.

Heil Hitler! Rainer".

Por supuesto, todos estos documentos fueron enviados al acusado Seyss-Inquart, y tuvo conocimiento del contenido de todos ellos.

Es un hecho histórico, del que el Tribunal tomará nota judicial, que Seyss-Inquart fue el primer Quisling. Fue finalmente el Seyss-Inquart noruego el que dio su nombre a la posteridad, pero todos los Quislings son parecidos.

[Nota de traducción: "Quisling" significa en inglés "colaboracionista", por Vidkun Quisling, político noruego que colaboró con la Alemania nazi durante la ocupación de su país. Alderman quería dar a entender aquí que en realidad, en lugar de "Quisling", debería haber pasado al vocabulario ingles "Seyss-Inquart" como sinónimo de "colaboracionista", ya que Seyss-Inquart lo fue antes que Quisling].

El Tribunal observará que el informe Rainer está lejos de ser tendencioso, como dice la defensa, o de expresar que hubo una gran contribución por parte del acusado Seyss-Inquart al Anschluss. Tiende, por el contrario, a demostrar que Seyss-Inquart no fue tan importante como él pudo pensar que fue. Y aún así, Rainer le concede bastante mérito.

El informe Rainer habla además de la desorganización del Partido Nazi en Austria y de su reconstrucción. Cito ahora los párrafos segundo y tercero del informe, que figuran en las páginas 3 y 4 del texto en inglés del 812-PS, que es la prueba USA 61; y creo que está en las páginas 1 y 2 del original alemán del informe, o Bericht, que es la tercera parte del documento:

"Comenzó así la primera etapa de la batalla, que terminó con el alzamiento de julio de 1934. La decisión de llevar a cabo el alzamiento de julio fue correcta, su ejecución fue lo que falló. El resultado fue una completa destrucción de la organización; la pérdida de grupos enteros de combatientes al terminar en prisión o huir al 'Alt-Reich', " -el viejo reino- "y con respecto a la relación política de Alemania con Austria, un reconocimiento formal de la existencia del Estado Austriaco por parte del Gobierno alemán. Con el telegrama a Papen, ordenándole restituir relaciones normales entre los dos Estados, el Führer había liquidado la primera etapa de la batalla; se disolvió el Landesleitung Munich, y se dejó con sus propios recursos al partido en Austria.

No había un líder reconocido para todo el partido en Austria. Se estaban formando nuevos liderazgos en los nueve Gaus. El proceso se veía interrumpido una y otra vez por la interferencia de la policía; no había vinculos entre las formaciones, y con frecuencia había dos, tres o más liderazgos rivales. El primer portavoz claro y reconocido de casi todos los Gaus en otoño de 1934 era el ingeniero Reinthaler (ya entonces nombrado Landesbauernfuehrer" -líder de los granjeros- "por Hess). Se propuso conseguir un apaciguamiento político por medio de negociaciones con el Gobierno, con la idea de conseguir de nuevo un estatus legal para el N.S.D.A.P., permitiendo así sus actividades políticas. A la vez, Reinthaler inició la reconstrucción de las organizaciones políticas ilegales, a cuyo frente había situado al ingeniero Neubacher".

A continuación se habla de los contactos secretos entre funcionarios y cargos oficiales alemanes, incluido el acusado von Papen, y los nazis austriacos, y de la utilización de personalidades por parte de los nazis austriacos. Hay dos factores clave sobre la organización nazi en Austria que se deberían tener en cuenta.

En primer lugar, aunque el Führer, públicamente, abandonó a su suerte a los nazis austriacos -como indica el documento que acabo de leer-, en realidad, como demostraremos, diversos cargos oficiales alemanes, incluido von Papen, mantenían contactos secretos con los nazis austriacos cumpliendo los deseos expresados por Hitler. Los funcionarios alemanes consultaban y daban consejos y apoyo a la organización de los nazis austriacos.

[Página 228]

En segundo lugar, los nazis austriacos siguieron siendo una organización ilegal en Austria, preparándose para un eventual uso de la fuerza en una denominada emergencia. Pero mientras tanto consideraron clave actuar a la sombra de personalidades importantes, como el acusado Seyss-Inquart, que no tenía ninguna marca de ilegalidad en su estatus en Austria.

El Sr. Messersmith dice en su declaración que se hizo con una copia de un documento que resumía este programa nazi. Cito de la página 8 del documento 1760-PS, la prueba USA 57, lo siguiente:

"Durante los dos años posteriores al fracaso del Putsch del 25 de julio, los nazis se mantuvieron relativamente en calma en Austria. Tuvieron lugar muy pocos actos terroristas durante lo que quedaba de 1934, y por lo que recuerdo, lo mismo pasó en 1935 y 1936; esta inactividad concordaba con las órdenes de Berlín, como demostraron las pruebas directas sobre esto que llegaron a mi conocimiento en ese tiempo. A principios de enero, el Ministro de Exteriores, Berger-Waldenegg, me proporcionó un documento que consideré correcto en todos sus aspectos, y que decía" -y cito de ese documento-

"El Ministro Alemán aquí, von Papen, en ocasión de su última visita a Berlín, fue recibido tres veces por el Canciller Hitler, teniendo lugar conversaciones bastantes largas, y también hubo oportunidad de hablar con Schacht y von Neurath. En estas conversaciones se le dieron las siguientes instrucciones:

Durante los próximos dos años no se puede llevar a cabo nada que cause a Alemania dificultades políticas exteriores. En base a esto, se debe evitar todo lo que pudiera dar la idea de que Alemania interfiere en los asuntos internos de Austria. El Canciller Hitler, por tanto, también por esta razón, no tratará de intervenir en la difícil crisis existente en el Partido Nacionalsocialista en Austria, aunque está convencido de que se podría imponer orden en el Partido al instante con una palabra suya. Sin embargo, por razones políticas exteriores, utilizará su palabra lo menos posible, y está convencido de que los fines deseados por él pueden alcanzarse de otra forma. Naturalmente, el Canciller Hitler le declaró al Ministro alemán aquí que esto no indica ningún desinterés en la idea de la independencia de Austria. Además, antes de todo, Alemania no puede en este momento retirar a miembros del Partido en Austria y debe, por tanto, a pesar de las realmente grandes dificultades, hacer todos los esfuerzos necesarios para ayudar a los mártires nacionalsocialistas perseguidos en Austria.

Como resultado, el Ministro de Comercio Schacht dio finalmente la autorización para que a partir de ahora se reserven 200.000 marcos al mes para este fin (apoyo de los nacionalsocialistas en Austria). El control y supervisión de esta suma mensual se iba a confiar al ingeniero Reinthaler que, debido a que él sólo tenía el control del dinero, tendría una influencia definitiva en los seguidores del Partido. De esta forma sería posible terminar más rápida y fácilmente con las dificultades existentes en el Partido Nacionalsocialista Austriaco.

También se expresó a Herr von Papen la esperanza de que la recientemente autorizada fundación del 'Ortsgruppen" alemán  del Partido Nacionalsocialista en Austria (formado por ciudadanos alemanes en Austria) se organizaría de tal forma que no daría la impresión de que Alemania estaba planeando interferir en los asuntos internos austriacos".

El informe del Gauleiter Rainer al Reich Commissar Burckel en julio de 1939 perfila la historia posterior del Partido y las luchas por el liderazgo tras el retiro de Reinthaler.


[ Anterior | Índice | Siguiente ] [an error occurred while processing this directive]