[an error occurred while processing this directive]

Engaño y Tergiversación
Técnicas de Negación del Holocausto

Discusiones sobre el Jabón Humano
Parte 5 de 6


Afirmaciones de Richard Harwood y Ditlieb Felderer

La primera afirmación de Harwood y Felderer:
Parece así que toda la historia [del jabón] se funda en informes anónimos y rumores especulativos. Nadie presenta lugares, fechas o nombres.[27]
Aunque muchos de los primeros informes sobre el jabón humano eran anónimos, usualmente referidos al jabón RIF, los últimos referentes al Instituto de Danzig no son anónimos. Aunque mecionan la fotografía de la muestra de jabón empleada como evidencia ante el Tribunal de Nuremberg que aparece en el libro de Butz, Harwood y Felderer olvidan mencionar URSS-197 (declaraciones de Sigmund Mazur, 28 de mayo de 1945; 11 de junio de 1945; 12 de junio de 1945); URSS-264 (declaración de John Henry Witton, 3 de enero de 1946); o URSS-272 (declaración de William Anderson Neely, 7 de enero de 1946).

Tampoco mencionan nada sobre el profesor Spanner, Mazur, Witton, y Neely. Todos trabajaron en el Instituto de Danzig - no son "rumores especulativos".

La segunda afirmación de Harwood y Felderer:

Muchos libros exterministas no hacen ninguna mención a la historia del "jabón", incluso libros tan descabellados como We Have Not Forgotten (2 y 6) que habla de todas y cada una de las atrocidades alemanas. Lo mismo es cierto para los numeros libros "Holocaustianos" que he mirado. Seguramente si estas fábricas hubieran existido, habría suficientes evidencias como para escribir libro tras libro, artículo tras artículo, sobre este tema. [28]
Esto es una contradicción directa con Mark Weber, que se queja (ver páginas anteriores) de que la historia del jabón "ha sido adoptada por numerosos historiadores". Y sus dos compañeros negadores del Holocausto señalan que la mayoría de los "exterministas" no mencionan la historia del jabón en sus libros y usan este hecho como prueba de que no ocurrió. Esto concuerda difícilmente con lo de Weber. Los "revisionistas" son capaces de opinar dos cosas opuestas a la vez.

La tercera afirmación de Harwood y Felderer:

Decidido a llegar al fondo del problema del "jabón humano", visité Danzig, y traté de localizar sin éxito el lugar donde estaba la "fábrica de jabón humano". Me puse a buscar pruebas también en el cercano "campo de exterminio" de Stutthof, pero ninguno de los funcionarios y guías de allí pudieron ayudarme. [29]
Evidentemente, Felderer y/o Harwood no fueron a la Academia de Medicina en su visita a Gdansk. Otros investigadores no tuvieron estos problemas. Carl Tighe habló de Mazur, Spanner, y el Instituto en su libro Gdansk: National Identity in the Polish- German Borderlands, y en una carta a los autores escribió:
Viví en Gdansk entre 1975 y 1976, y se me mostró la receta que usó Spanner - creo que aún está en poder de la Politécnica. Entre los estudiantes, en particular los estudiantes de la Academia de Medicina y de la Politécnica, y entre los habitantes del lugar, la mayoría de los cuales llegaron a la ciudad después de que Spanner se hubiera ido, los experimentos eran algo conocido. [30]
Julian Hendy visitó la Academia de Medicina de Gdansk durante el verano de 1994. De acuerdo con Hendy, "está en el mismo edificio que fue el Instituto Anatómico, y el pequeño cobertizo de ladrillo rojo que construyeron los prisioneros de guerra británicos sigue allí. Y hay una placa en el muro referente a los experimentos del jabón".

La cuarta afirmación de Harwood y Felderer:

Con seguridad, si el público occidental se diera cuenta de que casi todas estas historias de atrocidades proceden del bloque soviético, entonces les darían tanta credibilidad como a la propaganda comunista actual que habla de las intervenciones en Hungría, Checoslovaquia y ahora en Afganistán como operaciones para "rescatar a sus habitantes de las interferencias extranjeras". [31]
Aunque fue un ruso (L. N. Smirnov) el que presentó la historia del jabón ante el Tribunal de Nuremberg, los soviéticos no ejercían ningún control sobre los británicos. Tanto Neely como Witton declararon en la Oficina Británica de Justicia Militar (JAG) - de hecho, tanto los documentos URSS-264 y URSS-272 claramente llevan el código MD/JAG/FS/22/609(4a) en la parte superior de las hojas.

¿Y qué hay de la declaración de Mazur? ¿Era propaganda comunista, o su declaración ante los soviéticos (URSS-197) puede ser corroborada por alguien? Antes de hablar con los soviéticos y de declarar ante ellos, Mazur fue entrevistado por el Glowna Komisja Badania Zbrodni Niemieckich w Polsce ("Comité para la Investigación de Crímenes Alemanes en Polonia")

Este Comité, formado por varios polacos de renombre (periodistas, médicos, abogados), así como algunos representantes del Ejército Rojo, fue al Instituto de Danzig el 5 de mayo de 1945. Mazur declaró ante el Comité el 12 de mayo, dieciseis días antes de su primera declaración ante los soviéticos.

Zofia Nalkowska, una importante escritora, era miembro del Comité, y habló de Mazur, Spanner, y el Instituto de Danzig en su libro de no-ficción de 1946 Medaliony. Se tradujo al inglés la parte relevante en Introduction to Modern Polish Literature, Ed. Adam Gillon y Ludwik Krzyzanowski. Nalkowksa incluye amplias citas de Mazur, y lo que dijo ante el Comité es prácticamente lo mismo que después le dijo a los soviéticos. Nalkowska no puede ser considerada de ninguna manera una herramienta comunista.

Stanislaw Strabski, otro miembro del Comité, era un periodista polaco, y publicó en 1946 un libro titulado Mydlo z ludzkiego tluszczu. La traducción preliminar de éste muestra que también habla de Spanner, Mazur, y el Instituto. Es una falsedad desestimar el testimonio ante el Tribunal de Nuremberg diciendo que el jabón era propaganda comunista: dos de las tres declaraciones se hicieron ante el JAG británico, y la declaración de Mazur ante los soviéticos concuerda con lo que dijo ante el comité a principios de mayo de 1945.


[ Anterior | Índice | Siguiente ]

[an error occurred while processing this directive]